migración

Obama se despide poniendo fin a política "pies secos, pies mojados"

  • Cuba y EEUU sellan con acuerdo cambios migratorios para avanzar en deshielo

Comentarios 0

Ocho días antes de abandonar la Casa Blanca, el presidente Barack Obama, anunció anoche el fin de la política de "pies secos, pies mojados" que otorgaba un trato de preferencia a los cubanos, pues permitía a los que llegaban a Estados Unidos sin visa quedarse en el país.

Obama anunció que el Departamento de Seguridad Nacional eliminará la política de "pies secos, pies mojados", creada a mediados de los años 90 y diseñada para "una era diferente". Con ello, la administración Obama busca "normalizar las relaciones con Cuba y establecer una mayor consistencia" en su política de innmigración".

"Con efecto inmediato, los ciudadanos de Cuba que intenten entrar ilegalmente y que no cualifiquen para auxilio humanitario serán sujetos a ser devueltos a Cuba, en concordancia con las leyes de Estados Unidos y las prioridades en su aplicación", anunció Obama a través de un comunicado.

"Al tomar esta medida tratamos a los migrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los migrantes de otros países", señaló el presidente.

Obama aclaró que "el Gobierno cubano ha aceptado el retorno de los ciudadanos cubanos que serán ordenados volver a Cuba, así como ha venido aceptando el retorno de los migrantes interceptados en el mar".

"Cuba y Estados Unidos seguirán colaborando para desalentar aún más la migración ilegal a los Estados Unidos y fomentar la cooperación bilateral para prevenir y procesar el contrabando de personas y otros delitos relacionados con la migración ilegal", señaló Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional norteamericano.

Según la política de "pies secos, pies mojados", que fue implementada en 1995 por la administración de Bill Clinton, Estados Unidos repatria a todos los cubanos que intercepta en el mar ("pies mojados") intentando entrar de forma irregular al país. Los que pisan suelo norteamericano ("pies secos") pueden tramitar un permiso de residencia permanente.

Los cubanos que eran aceptados en Estados Unidos podían solicitar hasta ahora residencia permanente después de un año y un día, gracias a la Ley de Ajuste Cubano de 1966. Esta seguirá en vigor hasta que el Congreso no decida lo contrario.

El deshielo entre Washington y La Habana había puesto en cuestión los privilegios de los que disfrutan los inmigrantes cubanos en Estados Unidos.

Muchos inmigrantes consideraban injusto el trato favorable que reciben los cubanos. El resto de inmigrantes pueden tardar décadas en conseguir la residencia legal permanente y, si han entrado en el país ilegalmente, se arriesgan a ser deportados.

El presidente saliente también anunció que el Departamento de Seguridad Nacional ha puesto fin al Programa de Parole de Médicos Cubanos.

"Estados Unidos y Cuba están trabajando juntos para combatir enfermedades que ponen en peligro la salud y las vidas de nuestro pueblos. Al dar tratamiento preferencial al personal médico cubano, el programa condicional para los médicos contradice esos esfuerzos y arriesga causar daño al pueblo cubano", señaló Obama.

A partir de ahora, "el personal médico cubano será elegible para solicitar asilo en las embajadas y consulados de Estados Unidos en todo el mundo según los procedimientos aplicables a todos los extranjeros", precisó el mandatario.

El "Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos", establecido por el Gobierno del republicano George W. Bush en 2006, permitía entrar a Estados Unidos a los profesionales sanitarios de la isla que participen en misiones internacionales del Gobierno cubano.

Según el Gobierno cubano, este programa lo que hacía era alentar a médicos y otro personal cubano de la salud a abandonar sus misiones en terceros países y emigrar a los Estados Unidos.

Cuba y Estados Unidos reanudaron oficialmente las relaciones bilaterales en julio de 2015 tras más de 54 años de ruptura y hostilidades ideológicas.

Obama visitó la isla en marzo, el primer presidente de los Estados Unidos en activo en hacerlo en 88 años.

El presidente explicó que durante su administración ha trabajado para "mejorar la vida del pueblo cubano, dentro de Cuba, al proporcionarles un mayor acceso a recursos, información y conectividad con el mundo".

"Sostener este enfoque es la mejor manera de asegurarnos de que los cubanos disfruten de la prosperidad, persigan reformas y determinen su propio destino. Como dije en La Habana, el futuro de Cuba debe estar en manos del pueblo cubano", concluyó Obama.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios