Le Pen asegura que las cámaras de gas fueron sólo un "detalle" de la II Guerra Mundial

  • El líder ultraderechista ya fue multado con 10.000 euros por señalar que la ocupación nazi "no fue particularmente inhumana".

Comentarios 4

El líder del Frente Nacional francés, Jean-Marie Le Pen, ha vuelto a la actualidad política por nuevas y polémicas declaraciones, de nuevo, en relación a la Segunda Guerra Mundial. Si en febrero ya fue condenado a pagar 10.000 euros de multa por señalar en una revista que la ocupación nazi de Francia "no fue particularmente inhumana", en esta ocasión el objeto de sus 'apreciaciones' han sido las cámaras de gas, a su juicio un simple "detalle" en la historia del conflicto.

Las últimas declaraciones han salido a la luz a través de la revista regional 'Bretons', publicación a la que aporta la cifra de "cincuenta millones de muertos" como víctimas de la Segunda Guerra Mundial, recordando que no sólo hubo bajas judías. El entrevistador le replica entonces que el problema, más que en el número, estriba en la forma de morir, ya que hubo gente deportada y conducida a campos de concentración.

"Yo no estoy obligado a compartir esa visión", responde Le Pen, haciendo constar "que en Auschwitz estaba la fábrica de IG Farben, que tenía 80.000 obreros trabajando". "Que yo sepa, no fueron gaseados, ni quemados", añade. Sin embargo, el periodista se refiere al trabajo de historiadores para hablar de los campos de exterminio, a lo que el ultraderechista responde: "ese no es el problema, yo no lo he puesto en duda, lo que yo he dicho es que fue un detalle".

La minimización de la importancia de las cámaras de gas ya fue juzgada en 1987, en un procedimiento judicial iniciado precisamente por usar la palabra "detalle" para referirse a esta forma de exterminio, una denominación que repitió en 2005, según informaciones de los medios galos. "¿Es un país de libertades en el que una frase, por cuestionable que sea, pronunciada por un hombre público, merece 150 millones de multa y señalar con el dedo al individuo y a su partido?", se preguntó en un comunicado posterior.

Le Pen trató de prohibir la publicación de esta entrevista en una carta certificada hace dos semanas, subrayó el líder del Frente Nacional, molesto por que la revista hubiese difundido "extractos provocadores" de sus declaraciones antes de estar en los quioscos. Sin embargo, 'Bretons' no ha variado su difusión, ya que aunque el propio redacto jefe reconoció la petición de Le Pen, sostiene que no hay "ninguna razón de peso" para llevarla a cabo.

Pero el líder del Frente Nacional no sólo centra sus declaraciones en la Historia, sino también en el presente e incluso lanza predicciones de futuro, especulando con la composición de la población francesa. Conocido por su postura anti inmigración, Le Pen opina que, en vista de las llegadas de extranjeros, Francia terminará por tener "mayoría musulmana". En este sentido, citó ejemplos como Marsella o las afueras de París, "donde al salir del metro parece que estés en Tombuctú o Casablanca".

A Le Pen sus declaraciones le han costado más de un disgusto, pero sigue sin escarmentar y cada cierto tiempo recae en sus particulares versiones de la Historia. Precisamente, en febrero de este mismo año, el ultraderechista fue condenado a tres meses de prisión y 10.000 euros de multa por una entrevista de 2005.

El Tribunal Correccional de París lo declaró culpable por un delito de complicidad con la apología de crímenes, puesto que en una revista dijo de la ocupación nazi en Francia que no había sido "particularmente inhumana".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios