La Policía filipina suspende su feroz 'guerra contra las drogas'

La Policía Nacional de Filipinas suspendió ayer sus operaciones de la polémica guerra contra las drogas después de que el presidente del país, Rodrigo Duterte, pusiera la campaña en manos de la Agencia Antidroga (PDEA).

"Hemos delegado nuestra tarea a la PDEA. Buscaremos otras cosas en las que trabajar, pero no drogas por ahora", declaró el director de la Policía Nacional, Ronald Dela Rosa, en una rueda de prensa.

Más de 3.900 sospechosos han sido abatidos de esta forma por la Policía desde que Duterte declarara la "guerra contra las drogas" al llegar al poder en junio del año pasado, aunque el número total de muertos se estima superior a 7.000 al sumar los homicidios atribuidos a particulares y patrullas vecinales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios