Al Qaeda responsabiliza a Austria del destino de sus ciudadanos secuestrados

  • La organización terrorista Al Qaeda para el Magreb Islámico acusa al Gobierno austríaco de "no tomarse en serio" la vida de los dos turistas secuestrados en Túnez y mentir a la opinión pública

La organización terrorista Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) ha responsabilizado a Austria del destino de sus dos ciudadanos secuestrados en el sur de Túnez, tras acusar a Viena de "decir mentiras" y de "indiferencia" respecto al destino de los rehenes.

En un comunicado difundido hoy en una web islamista, AQMI no dijo, sin embargo, qué hará con los dos turistas secuestrados, tras finalizar la pasada medianoche el último plazo dado por el grupo terrorista para que el Gobierno austríaco responda a sus exigencias. Éstas son, según la nota, la liberación de "dos hermanos musulmanes (un hombre y una mujer) detenidos en el Guantánamo de Austria", y la retirada de los cuatro militares austríacos desplegados en Afganistán.

"Parece que Austria no se toma en serio salvar la vida de sus ciudadanos, y tras ser informado sobre las nuevas peticiones de los 'Muyahidin' (combatientes islámicos), (Viena) es el principal responsable del destino desconocido de los secuestrados", dice el escrito. También acusa al portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Austria, Peter Launsky, de "mentir" y "engañar" a la opinión pública respecto a las exigencias de la red terrorista.

Los dos rehenes austríacos, Wolfgang Ebner, un asesor fiscal de 51 años, y Andrea Kloiber, una enfermera de 43, fueron secuestrados el pasado 22 de febrero por las Brigadas "Tarek Ibn Ziyad", vinculadas a AQMI, cuando viajaban por el desierto tunecino. En un principio, los captores exigieron la liberación de algunos de sus cómplices recluidos en prisiones argelinas y tunecinas, y según algunos medios, reivindicaron también la entrega de 5 millones de euros.

"Los 'Muyahidin' han abandonado sus exigencias que Austria decía que eran imposibles de cumplir, y han pedido (antes del último plazo) la excarcelación de un hermano musulmán y de su esposa, sometidos a torturas injustas en el Guantánamo de Austria, y que (Viena) retire a sus cuatro militares en Afganistán", añade la nota.

"Toda persona juiciosa puede comprender que estas nuevas peticiones son realistas y pueden ser cumplidas por Austria, pero el portavoz del Ministerio de Exteriores, Peter Launsky, sólo acepta mentir en una declaración a un diario argelino, alegando que los 'Muyahidin' insisten en sus primeras exigencias, y que las han incrementado con otras más", agrega.

El comunicado de la AQMI asegura que "los dos musulmanes" detenidos en Austria no pertenecen a ninguna organización violenta, y que pide su liberación sólo "porque son musulmanes". Insta, entretanto, a las figuras islámicas en Austria a que no se limiten a pedir la puesta en libertad de los dos rehenes austríacos, y que presionen a Viena para que responda a las exigencias de los "Muyahidin".

También afirma que AQMI "trata con flexibilidad con Austria porque ese país no muestra gran enemistad hacia el Islam y los musulmanes", y que "si los secuestrados hubieran sido de otra nacionalidad, habrían tenido otro trato". "Pero hay que recordar a nuestra Nación Islámica que Austria aún participa con cuatro militares en la ocupación de Afganistán", subraya el comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios