El caso de la Rasputina coreana salpica al heredero de Samsung

  • Lee Jae-yong afronta su posible detención tras ser interrogado durante 22 horas

Comentarios 0

El heredero del grupo Samsung, Lee Jae-yong, concluyó ayer su declaración de 22 horas como sospechoso de soborno en el caso de la Rasputina surcoreana ante los fiscales, que decidirán este fin de semana si detienen al magnate. Lee, de 48 años, fue llamado a declarar como sospechoso por los instructores del caso que intentan dilucidar si el mayor conglomerado empresarial del país pudo dar apoyo financiero a cambio de favores a Choi Soon-il, apodada la Rasputina y amiga íntima de la ex presidenta surcoreana Park Geun-hye.

Durante su maratoniano interrogatorio, el presidente de facto de Samsung negó cualquier responsabilidad en la trama de corrupción y tráfico de influencias que ha sacudido al país y ha acabado con la destitución de la presidenta.

La Fiscalía cree que Samsung firmó un contrato por valor de unos 22.000 millones de wones (unos 17,5 millones de euros) con una empresa con sede en Alemania propiedad de Choi y financió las actividades relacionadas con la hípica de su hija, amazona profesional. El grupo también donó otros 20.400 millones de wones (16,3 millones de euros) a una fundación controlada supuestamente por Choi y establecida para extorsionar a los grandes conglomerados del país.

Los fiscales sospechan que los pagos pudieron hacerse para lograr que el Servicio Nacional de Pensiones, controlado por el Gobierno y accionista de una empresa del grupo, aprobara la fusión de ésta y otra subsidiaria de Samsung.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios