Reino Unido retoma la campaña del 'Brexit' con empate en las encuestas

  • Después de tres días sin actos por el asesinato de la diputada Jo Cox, el país encara la recta final con mensajes menos hostiles entre los partidarios y los detractores de abandonar la UE

Los dos bandos del referéndum europeo en Reino Unido retomaron ayer los actos de la campaña tras una pausa de tres días por el asesinato de la diputada Jo Cox, intensificando sus mensajes a favor y en contra de la Unión Europea en una acalorada recta final.

Los políticos recurrieron a los dominicales nacionales para transmitir la relevancia de acudir a las urnas el próximo jueves, donde los votantes afrontan una decisión "existencial", según advirtió el primer ministro, David Cameron, al Daily Telegraph.

Favorable a que este país no rompa relaciones con Bruselas, el primer ministro indicó que los británicos optarán por un escenario para el que no habrá "vuelta atrás", incidiendo en que la consulta será "irreversible". Abogar por el Brexit -salida del bloque común- será "un gran error", según su argumento, que derivará en una "incertidumbre" que durará una década.

Cameron apuntó además que un voto por la permanencia representa todo por lo que luchó la diputada laborista proeuropea Jo Cox, asesinada a tiros el jueves en Birstall (al norte del país) por un hombre con supuesto vínculos neonazis y problema mentales.

La trágica muerte de la parlamentaria, de 41 años, ha sumido en shock al país y ha puesto en entredicho el tono crispado de los argumentos empleados en el debate sobre Europa, en particular al tratar los dos puntos más espinosos: inmigración y economía.

Un sondeo divulgado ayer por la firma The Survation para The Mail On Sunday, realizado tras el asesinato de la política laborista, atribuye una ventaja de tres puntos a los partidarios de la continuidad, con un 45% del apoyo frente a un 42%.

Según el líder tory, Cox representaba "lo mejor" de un país "decente y apasionado". "¿Vamos a escoger la opción de Nigel Farage -por el líder del eurófobo UKIP-, que hace que el Reino Unido retroceda, nos divida en lugar de unirnos (...) o, en lugar de eso, escogeremos el Reino Unido tolerante y liberal?", se preguntó el dirigente conservador.

Precisamente, el líder del partido euroescéptico UKIP, admitió ayer en la emisora de televisión ITV que la campaña política a favor del Brexit perdió dinamismo por el asesinato de Cox. "Habíamos desarrollado una dinámica antes de que ocurriera esta horrible tragedia", dijo el político de 53 años.

El titular de Economía, George Osborne, confió en que lo que resta del debate pueda llevarse a cabo "en un tono menos divisorio". "Tengamos menos retóricas incendiarias y discursos sin base, y más hechos y argumentos razonados", pidió el ministro, que en otra entrevista concedida al canal ITV alertó de que el Brexit convertiría al Reino Unido en un país "mucho más pobre".

También el líder laborista, Jeremy Corbyn, muy criticado durante la campaña por no haberse implicado más a favor de la Unión, defendió en una entrevista con la BBC la opción de la permanencia. "Si abandonamos (la UE), tendremos exactamente los mismos problemas sobre vivienda, empleo, seguridad social... pero nos resultará muchísimo más difícil", señaló Corbyn.

En contraste con esos argumentos, el titular de Justicia, Michael Gove -abanderado del Brexit- compareció ayer en esa misma cadena de televisión, donde destacó que un voto por la salida supone "una afirmación de fe y esperanza" en este país.

Gove consideró que ambas opciones "conllevan riesgos cara el futuro y existen desafíos en la economía global" pero, según él, los retos serán más fáciles de abordar y menores si el resultado de la consulta apuesta por dejar la UE, pues se recuperaría el control sobre la economía y la legislación.

A cuatro días del referéndum, el ex alcalde de Londres, Boris Johnson -líder oficioso de la campaña del Brexit- se dirigió a los votantes en un mitin celebrado en Londres para defender la salida. El mediático político también recurrió a la prensa, en este caso al Sun On Sunday, para subrayar que es una "oportunidad única en la vida" y pedir a los votantes que no "teman" respaldar la salida. A su juicio, la pérdida de autonomía que conlleva la UE ha impedido a los políticos cumplir sus promesas en materia de inmigración.

Otras figuras políticas del país como el ex primer ministro laborista Tony Blair y el liberaldemócrata Nick Clegg firmaron una carta abierta, publicada en The Observer, en la que instaron a rechazar la "división" y respaldar la opción de la permanencia.

La campaña retomó sus actividades tras el parón por el asesinato de Cox, por quien se celebró ayer un servicio religioso en Birstall, en el que el reverendo describió a la parlamentaria como "una buena samaritana del siglo XXI".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios