Rudolph Giuliani tira la toalla y apoya a McCain, que gana también en Florida

  • El republicano sale fortalecido frente a su principal adversario, Mitt Romney, y será el favorito para el 'supermartes' · El demócrata Edwards se retira tras perder en todas las primarias celebradas hasta ahora

El ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani anunció ayer oficialmente el abandono de la carrera presidencial y su apoyo al senador John McCain, actual favorito en las encuestas para la candidatura republicana. En un acto celebrado en California, Giuliani dijo que había decidido dar su apoyo explícito a McCain, porque piensa que es el "candidato mejor cualificado" para ser el presidente de los Estados Unidos. Giuliani tomó esta decisión tras la derrota sufrida ayer en Florida, el estado donde había depositado todas sus esperanzas de ganar y de ver relanzada su candidatura.

La victoria correspondió a John McCain, que salió fortalecido frente a su principal adversario, el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney.

En el campo demócrata, el ex senador de Carolina del Sur John Edwards anunció ayer en Nueva Orleans que retira su candidatura para la nominación demócrata, después de haber perdido todas las primarias celebradas hasta ahora, incluso la de su propio estado natal. "Es hora de dar un paso al lado y que la historia siga su curso", dijo Edwards durante un mitin con sus seguidores en un barrio pobre de Nueva Orleans, y agregó que el Partido Demócrata cerrará filas con el eventual nominado.

McCain obtuvo el 36 por ciento y Romney un 31 por ciento, mientras que Rudy Giuliani logró un tercer puesto con un 15 por ciento y el ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, quedo cuarto con el 13 por ciento. Los 57 delegados republicanos en juego son para McCain, ya que según las normas en Florida no se reparten los delegados proporcionalmente al porcentaje de los votos obtenidos.

El resultado de las primarias republicanas de Florida se interpreta como una importante victoria para McCain que apenas hace unas semanas parecía que estaba cerca de retirarse por la falta de suficiente financiación. Para Romney, que dispone del dinero de su fortuna personal, la derrota en Florida es decepcionante y se jugará todo su capital político en el supermartes de la próxima semana, cuando se celebrarán primarias en 22 estados.

Sonriente y rodeado de los pesos pesados del Partido Republicano de Florida, como el senador Mel Martinez, McCain se mostró jubiloso en Miami por la victoria frente a Romney. "En una semana tendremos unas primarias que voy a ganar para ser el candidato presidencial republicano", afirmó McCain.

Los aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Republicano participarán en un debate en la biblioteca Ronald Reagan, en el estado de California. Florida, el cuarto estado con mayor población de EEUU, ha sido la primera prueba de la influencia del voto hispano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios