Rusia expulsa a 60 diplomáticos de EEUU y cierra su consulado en San Petersburgo

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, anunció ayer que el Kremlin expulsará a 60 diplomáticos de Estados Unidos y cerrará el consulado de ese país en San Petersburgo como represalia a una medida similar declarada por Washington tras el envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal.

La medida fue anunciada al embajador estadounidense en Moscú, que fue convocado a la Cancillería rusa para reunirse con el viceministro, Sergei Ryabkov. Diplomáticos del resto de los países que se plegaron a las medidas contra Moscú por el caso Skripal también serán expulsados, afirmó Lavrov. "Eso es todo por ahora", zanjó. Moscú ya había respondido a la expulsión de 23 diplomáticos rusos por parte del Reino Unido con una medida similar.

Skripal, de 66 años, y su hija de 33 fueron hallados el 4 de marzo inconscientes en un parque de la localidad británica de Salisbury. Londres responsabiliza a Moscú del ataque y alega que para el envenenamiento se utilizó un agente nervioso llamado Novichok desarrollado en la antigua URSS.

Skripal y su hija Yulia estuvieron expuestos por primera vez al agente nervioso que los envenenó en la puerta de entrada de su casa, donde se halló la mayor concentración de ese producto químico, según informó ayer la Policía británica. El estado de salud de la mujer está mejorando al responder bien al tratamiento, mientras el padre sigue "crítico pero estable", según el parte médico.

La Policía indicó que la pesquisa está centrada en la casa de Skripal en Christie Millier Road, ya que se encontró la mayor concentración de Novichok en el picaporte de la puerta de entrada. Los agentes del caso acordonaron ayer un área infantil cercana a la vivienda del ex espías como "medida de precaución", informó Scotland Yard.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios