El SPD alemán quiere volver al poder con un programa más centrista

  • Los socialdemócratas subirán el tipo impositivo pero rechazan medidas extremas

El Partido Socialdemócrata (SPD) alemán se propone dejar la oposición y desbancar a Angela Merkel del poder en los próximos comicios con un programa de centro, según decidió la agrupación en un congreso de tres días que clausuró ayer en Berlín.

"El SPD quiere volver a gobernar", proclamó el presidente de los socialdemócratas, Sigmar Gabriel. Los delegados aprobaron de forma unánime el nuevo plan impositivo que contempla un aumento del 42% al 49% del tope máximo imponible a las rentas y la introducción de un gravamen a las fortunas. Sin embargo, los congresistas rechazaron mociones más extremas del ala más izquierdista del partido, que demandaba entre otros un impuesto adicional a los ricos.

El ex ministro alemán de Finanzas y diputado socialdemócrata Peer Steinbrück llamó a sus correligionarios a adoptar medidas pragmáticas: "Tenemos que resistir a la tentación de prometer a la gente cosas que después no podremos cumplir", advirtió.

"El SPD es el partido que debe organizar la alianza entre los fuertes y los débiles", urgió Steinbrück, hoy por hoy uno de los políticos más populares de Alemania, al que se atribuyen aspiraciones a la candidatura a canciller.

El ex ministro de la "gran coalición" de cristianodemócratas y socialdemócratas al mando de Merkel advirtió del peligro de desmembramiento de Europa y demandó la prohibición de las operaciones especulativas con alimentos, así como de los seguros de impago de deuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios