Sarkozy aboga por "moralizar" el capitalismo financiero

  • El presidente francés dio respuestas a los periodistas en una multitudinaria rueda de prensa, aunque evitó pronunciarse sobre una posible boda con la cantante Carla Bruni

Comentarios 0

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha señalado la necesidad de "moralizar" el capitalismo financiero, al ofrecer su primera gran conferencia desde que asumió el cargo, en mayo pasado, a la que asistieron sus colaboradores más estrechos, todos los miembros de su gabinete y cientos de periodistas.

Sarkozy anunció su intención de aprovechar la presidencia de turno francesa de la Unión Europea (UE), en el segundo semestre de este año, para impulsar una reglamentación más rigurosa de los mercados financieros internacionales. "Europa debe proteger a sus ciudadanos", subrayó el mandatario galo.

Sarkozy aseguró que al terminar la presidencia francesa de la UE, el 31 de diciembre próximo, la UE contará con políticas conjuntas en materia de inmigración, defensa, energía y medio ambiente y aseguró que aplicará a Europa la misma "política de civilización" que está intentando aplicar en Francia.

Esta política consiste, entre otras cuestiones, en una "democratización" y "humanización" del gobierno y la voluntad de proteger los intereses económicos contra los especuladores, añadió.

Francia, agregó el presidente, también propugna una ampliación del Grupo de los Ocho (G8), actualmente integrada por Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón y Rusia, y propone que se incorporen países emergentes como China, Brasil, la India, México y Sudáfrica, para formar un "Grupo de los 13". "No se puede organizar el siglo XXI con una organización del siglo XX", indicó.

En la conferencia de prensa, Sarkozy dijo también que su gobierno impondrá en Francia una política de inmigración basada en cuotas "negociadas con los países de origen". "Necesitamos cuotas con vistas a nuestras posibilidades de acogida e integración (...) Todos saben que es la mejor solución", añadió. Francia sólo acogerá a los que pueda integrar. En el futuro se fijará anualmente en el Parlamento cuántos extranjeros y de qué países serán bienvenidos.

Carla Bruni

Por otra parte, el presidente francés evitó hoy pronunciarse sobre una posible boda con su pareja sentimental, la ex modelo y cantante italiana Carla Bruni, pero afirmó que su relación es "seria".

Sarkozy contestó con evasivas la pregunta sobre los planes de boda que sacó a la luz el pasado domingo el dominical "Le Journal du Dimanche", propiedad de su estrecho amigo Arnaud Lagardere, que aseguraba que la boda tendría lugar el 8 ó 9 de febrero. "Las posibilidades (de la boda) son buenas pero ya ustedes se enterarán cuando haya ocurrido", dijo el mandatario francés a los periodistas.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios