Sarkozy advierte a su Gobierno de que 2008 será un año "duro y exigente"

  • El presidente francés, Nicolas Sarkozy, advirtió hoy a los miembros de su Gobierno de que 2008 será un "año duro y exigente", al dirigirles su tradicional felicitación de Año Nuevo.

El portavoz del Ejecutivo, Laurent Wauquiez, transmitió a los periodistas en posterior rueda de prensa que Sarkozy "renovó" su confianza "total y entera" al Gabinete liderado por François Fillon y pidió a los ministros que "hagan un buen trabajo" y no sean "febriles".

A los ocho meses de su llegada al poder y en los que Sarkozy ha desplegado gran actividad, les aseguró a sus ministros que "no soy yo el que está impaciente, son los franceses", por "obtener los resultados que debemos aportarles", según el portavoz.

Wauquiez no quiso entrar en las conjeturas de la prensa sobre una posible remodelación del Ejecutivo, que ya el primer ministro, Francois Fillon excluyó al precisar que "cuando hay una remodelación, se produce por lo general en un momento en que no se habla de ella".

Los analistas prevén una remodelación después de las elecciones municipales del próximo 9 de marzo, que serán el primer test para Sarkozy y su política.

Según el vespertino "Le Monde", cada Departamento ministerial dispone de 30 criterios "cifrados" de evaluación de resultados, específicos para cada uno de los 15 Ministerios y el Alto Comisario de Solidaridades.

En la felicitación del Año Nuevo a los miembros de su Gabinete, Fillon insistió en la necesidad de la "cultura del resultado" y fijó tres compromisos: tender hacia el pleno empleo; buscar el crecimiento económico adicional que necesita el país y sanear las finanzas públicas.

Fillon añadió que todas estas reformas convergen en "la necesaria y urgente renovación del modelo francés", que se inscribe en un "relanzamiento europeo" que Francia asumirá el próximo 1 de julio, cuando ocupe la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios