Sarkozy pide a los líderes libaneses que sellen su reconciliación

  • Inicia la primera visita de un líder occidental tras la elección de Suleiman

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, realizó ayer una breve visita de horas al Líbano para animar a la reconciliación entre los diferentes líderes del país tras el acuerdo por el que se confirmó al general Michel Suleiman como nuevo presidente, acabando con año y medio de crisis política y enfrentamientos entre el grupo chií Hezbolá y la mayoría parlamentaria prooccidental.

Sarkozy se convierte así en el primer líder occidental que hace acto de presencia tras la elección de Suleiman el mes pasado, según los términos fijados en el acuerdo de Doha, gestionado por Qatar.

"El acuerdo mejoró la situación en el país, y llevó a la reconciliación nacional", declaró Sarkozy a su llegada al aeropuerto de Beirut. "El presidente Suleiman tiene la enorme responsabilidad de conseguir el éxito de esta reconciliación", añadió.

Recibido por el propio presidente libanés, Sarkozy solicitó a todas las partes que "instauren sus compromisos a través del diálogo". Acompañado del primer ministro, Francois Fillon, y representantes de los principales partidos galos, Sarkozy subrayó la importancia de su "excepcional" delegación reflejaba la fuerte relación entre ambos países, unidos por una gran cantidad de lazos históricos y culturales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios