Sarkozy saluda el "gesto de paz" de los países árabes presentes en la cumbre

  • Sarkozy estimó que uno de los mayores desafíos de la cumbre de la Unión por el Mediterráneo (UPM) es la de "escribir la Historia en un pie de igualdad Norte-Sur".

El presidente francés Nicolas Sarkozy saludó el  domingo "el gesto de paz" de "todos los países árabes" que decidieron  participar en la cumbre de la Unión por el Mediterráneo (UPM), durante la  apertura en París del encuentro que copreside con el egipcio Hosni Mubarak.

"Quiero saludar la valentía de todos aquellos que respondieron a nuestra  invitación", declaró el presidente francés al abrir el encuentro.

"Quiero agradecer a los jefes de Estado árabes haber venido, haber aceptado  esta responsabilidad y haber hecho así un gesto de paz (...). Juntos vamos a  construir la paz en el Mediterráneo, como en el pasado construimos la paz en  Europa", añadió.

Junto al presidente francés se encontraba líderes de 43 países, entre ellos  de los 27 miembros de la Unión Europea y casi todos los países árabes de la  cuenca del Mediterráneo.

Sólo el líder libio, Muammar Kadafi, boicoteó el encuentro. A la ausencia  de Kadafi se sumó a último momento la del rey de Marruecos, Mohammed VI, y el  de Jordania, Abdula II, así como la del primer ministro belga Yves Leterme.

Sarkozy estimó que uno de los mayores desafíos de la UPM es la de "escribir  la Historia en un pie de igualdad Norte-Sur".

"Todas la instituciones de Europa están unidas en el sueño de unidad  mediterránea", estimó.

"Quiero decirle a mis amigos y a mis interlocutores de Europa, en primer  lugar a Angela Merkel, que los países del Mediterráneo, como Francia, y los  países que no son ribereños del Mediterráneo, tienen el mismo interés en que la  paz y la estabilidad reinen en el Mediterráneo", agregó.

La cancillera alemana se opuso al proyecto inicial de la UPM de Sarkozy,  que deseaba reunir sólo a los países de la cuenca del Mediterráneo.

Dirigiéndose luego al jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez  Zapatero, Sarkozy le aseguró que con la UPM, no se trataba de "borrar" el  proceso de Barcelona, lanzado en 1995 entre la UE y los países del sur del  Mediterráneo.

"Se trata, a partir de lo obtenido en Barcelona, de hacer más", aseguró  Sarkozy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios