Sarkozy se presenta como el 'gran reformador' para superar su caída

  • El presidente francés exige cambios en profundidad en Francia y en el mundo · Aboga por cinco nuevos miembros permanentes en el Consejo de Seguridad y un sistema de cuotas para la inmigración

Comentarios 0

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, exigió ayer amplias reformas en Francia y en el mundo, al ofrecer su primera gran conferencia de prensa desde que asumió el cargo, a la que asistieron sus colaboradores más estrechos, todos los miembros de su Gabinete y cientos de periodistas.

La rueda de prensa llega en un momento en el que las encuestas empiezan a marcar un declive en la imagen que los franceses tienen de su presidente, en el que actividad pública y vida privada son objeto de los medios.

"No se puede organizar el siglo XXI con una organización del siglo XX", justificó en su discurso en París. Francia, agregó el presidente, propugna por ello una ampliación del Grupo de los Ocho (G8), actualmente integrada por Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón y Rusia.

El Gobierno francés, aseguró Sarkozy, hará "cuanto esté en su poder" para que se incorporen al G8 países emergentes como China, Brasil, la India, México y Sudáfrica, para formar un "Grupo de los 13".

Asimismo, prometió trabajar para que se asignen asientos permanentes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a Alemania, Japón, la India y "un país grande de Africa". "No se puede ignorar a la mitad de la humanidad", añadió.

Sarkozy anunció su intención de aprovechar la presidencia de turno francesa de la Unión Europea (UE), en el segundo semestre de este año, para impulsar una reglamentación más rigurosa de los mercados financieros internacionales. "Europa debe proteger a sus ciudadanos", subrayó el mandatario galo, haciendo hincapié en la necesidad de "moralizar" el capitalismo financiero.

Sarkozy aseguró que al terminar la presidencia francesa de la UE, el 31 de diciembre próximo, la UE contará con políticas conjuntas en materia de inmigración, defensa, energía y medio ambiente y aseguró que aplicará a Europa la misma "política de civilización" que está intentando aplicar en Francia.

Esta política consiste, entre otras cuestiones, en una "democratización" y "humanización" del Gobierno y la voluntad de proteger los intereses económicos contra los especuladores, añadió.

Uno de los temas más espinosos de la era Sarkozy es el de la inmigración. En este sentido, defendió un sistema de cuotas para las llegadas y anunció la creación de una jurisdicción especial que se ocupe "de los derechos de los extranjeros". El presidente negó, en cualquier caso, que Francia trate a los sin papeles como "criminales", y aludió a un supuesto acuerdo tripartito con los presidentes italiano y español, Romano Prodi y José Luis Rodríguez Zapatero. "¿Sabe qué me han pedido los dos? Que Francia, Italia y España procedan a expulsiones colectivas", explicó.

Fuentes gubernamentales españolas precisaron que el Ejecutivo de Madrid trabaja con la Unión Europea para llevar a cabo vuelos conjuntos de repatriación de inmigrantes. Por su parte, el ministro de Interior italiano, Giuliano Amato, aclaró ayer que Italia no realiza "ninguna expulsión colectiva" sino que sólo prevé "medidas específicas de expulsión" a ciudadanos concretos y en base a la correspondiente autorización judicial. La legislación italiana prevé todo "menos la posibilidad de realizar expulsiones masivas o de grupo", concretó. Amato pidió "no confundir las cosas" y señaló que los vuelos colectivos "los organiza la Unión Europea desde hace tiempo para repatriar a los inmigrantes clandestinos expulsados de diversos países".

Por otra parte, en la rueda de prensa, que pareció encaminada a desviar la atención de su vida privada, Sarkozy no pudo evitar que le preguntaran por su supuesta boda y contestó con evasivas la pregunta sobre los supuestos planes con su pareja sentimental, la cantante italiana Carla Bruni, pero afirmó que su relación es "seria", que las posibilidades de que tenga lugar la boda "son buenas", y que la prensa sólo se enterará cuando ya se haya celebrado.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios