Serbia restituye a los embajadores de los países de la UE retirados por reconocer Kosovo

  • Esta decisión se debe a la intención de Belgrado de incorporarse al bloque europeo

El Gobierno serbio decidió ayer devolver a sus puestos a los embajadores retirados de los países de la Unión Europea (UE) que reconocieron la independencia unilateral de Kosovo.

La decisión fue tomada a propuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores, encabezado por Vuc Jeremic.

Los diplomáticos serbios regresarán a a Alemania, Austria, Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Holanda, Hungría, Italia, Eslovenia y Suecia en los próximos siete días, según anunció el ministro de Protección de Medio Ambiente, Oliver Dulic.

Ese paso no se refiere al retorno de embajadores a otros países que no son de la UE y que han reconocido la independencia de Kosovo, como Estados Unidos.

"No habrá decisiones similares sobre la eventual restitución de los embajadores a otros países hasta que obtengamos la opinión de la Corte Internacional de Justicia en La Haya sobre la legalidad de la proclamación de la independencia de Kosovo", añadió Dulic.

Este gesto unido a la detención de Radovan Karadzic, acusado de la muerte de miles de civiles durante la guerra de los Balcanes, es visto por muchos altos cargos serbios como una muestra de la voluntad del nuevo Gobierno por entrar en la Unión Europea.

Kosovo, de mayoría albanesa, se autoproclamó independiente en febrero pasado, pero Serbia sigue considerándolo como provincia suya y parte inalienable de su territorio, y dejó claro que no reconocerá nunca su soberanía.

Para Serbia, apoyada por Rusia, esa proclamación unilateral es una violación flagrante del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios