Serbia desea normalizar su relación con Kosovo pero no "capitular"

Serbia desea alcanzar un acuerdo para normalizar sus relaciones con Kosovo dentro del diálogo auspiciado por la UE, pero considera que las opciones que se le han presentado hasta ahora suponen una "capitulación", según afirmó en una entrevista publicada ayer el primer ministro serbio, Ivica Dacic.

"Las negociaciones acabaron en una farsa. Se nos dijo que nos ofrecerían una amplia autonomía para los serbios en Kosovo, y de eso no ha habido nada. A los serbios se les ofrece mucho menos de lo que tiene cualquier ciudad en Francia", denunció Dacic en una entrevista con el diario Novosti.

"En este momento, literalmente, no se nos ofrece la posibilidad de aceptar algo. Un nada no se puede aceptar. Un algo se podría aceptar. Y si llegamos a ese algo, podríamos aceptarlo. Por eso es importante pensarlo bien en los próximos días", explicó Dacic, quien advirtió de que queda poco tiempo para llegar a un acuerdo.

Dacic recalcó que Belgrado tiene hasta el martes para pronunciarse sobre la propuesta de acuerdo de la UE, elaborada tras ocho rondas del diálogo, y evitar que Serbia quede fuera de la integración europea.

La Comisión Europea analizará el 16 de abril el informe sobre los progresos realizados por Serbia, a la que exige un avance en sus relaciones con Kosovo como condición para iniciar las conversaciones para su adhesión a la UE.

Dentro de ese proceso, Belgrado exige una autonomía formal para los serbios que viven en el norte de su antigua provincia, que incluya competencias policiales y judiciales, algo que Kosovo rechaza.

Desde Pristina, el primer ministro kosovar, Hashim Thaci, advirtió por su parte de que si no hay un acuerdo "no habrá ganadores", sino que todas las partes saldrán dañadas. "En Pristina y Belgrado debería dominar el interés de los ciudadanos, independientemente de su origen étnico", opinó el mandatario kosovar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios