Terciopelo negro por Havel

  • El ex presidente checo, defensor de los derechos humanos y referente mundial en la lucha contra el comunismo, fallece de cáncer de pulmón en Praga a los 75 años

El ex presidente checo y defensor de los derechos humanos Vaclav Havel murió ayer en Praga a los 75 años. Havel, también dramaturgo y cineasta, falleció mientras dormía, acompañado de su mujer Dagmar, en su finca cerca de Hradecek, en Bohemia oriental.

El ex mandatario sufría una enfermedad respiratoria crónica que contrajo a consecuencia de su largo encarcelamiento bajo el régimen comunista. En 1996 fue además operado de cáncer de pulmón. Actualmente se encontraba retirado en su casa de campo en las montañas.

Una de sus últimas apariciones públicas fue el pasado marzo, cuando acudió a la presentación de su película Odchazeni (Saliendo), que supuso su debut como director de cine.

Havel fue una figura clave de la lucha pacífica contra el régimen comunista en la antigua Checoslovaquia, que duró entre 1948 y 1989.

Las Cartas a Olga escritas entre 1979 y 1982 desde prisión a su primera mujer fallecida en 1996 dieron a los lectores de Occidente una imagen de las injusticias y desesperanzas de esa época en el país. En 1989, el año de los cambios democráticos, Havel fue uno de los representantes del mismo. El grito de las masas de la plaza de Wenzel en Praga, "Havel al castillo", lo catapultó a la Presidencia de la nueva Checoslovaquia democrática. El castillo de Praga, a orillas del Moldava, es la sede del jefe del Estado.

Entre 1989 y 1993 presidió ese país y en 2003 se convirtió en el jefe del Estado de la recién fundada República Checa, tras la escisión de Eslovaquia.

Aunque la Presidencia es un cargo más bien representativo se erigió en una enorme instancia moral. Hasta su salida del cargo, Havel llevó a su país a la OTAN y la Unión Europea.

Además de su faceta como político, Havel fue antes y después de su época como presidente un exitoso autor de obras teatrales.

El primer ministro checo, Petr Necas, alabó ayer al que dijo fue un "gran hombre de Estado. A él hay que agradecerle que la República Checa se haya orientado hacia Occidente".

Nacido en Praga el 5 de octubre de 1936, Havel perteneció a una familia burguesa que poseía negocios de restauración y tuvo problemas para cursar estudios superiores por razones políticas.

Trabajó durante varios años como técnico en un laboratorio químico y finalizó el bachillerato en 1954. Entre 1955 y 1957 estudió en la Escuela Técnica Superior de Praga. Al terminar el servicio militar en 1960, fue contratado en el Teatro de la Balaustrada de Praga como tramoyista y después como director de obra y dramaturgo.

Participó al frente del Club de Escritores Independientes en la Primavera de Praga, movimiento de reformas políticas que desencadenó la invasión soviética de 1968. Por esta razón, su obra fue prohibida en 1969 en Checoslovaquia y tuvo que abandonar la capital e instalarse en Trutnova.

Fue el promotor y portavoz de la iniciativa disidente Carta 77, documento firmado por 300 intelectuales de amplia repercusión internacional en el que se reclamaba democratización del régimen.

Miembro desde 1978 del Comité para la Defensa de los Injustamente Perseguidos (VONS), organización reivindicativa de Carta 77, estuvo bajo arresto domiciliario y fue sentenciado a cuatro años y medio de prisión, pero no interrumpió su actividad literaria y su colaboración con la prensa opositora clandestina.

La caída del muro de Berlín en 1989 favoreció un clima social contra el sistema autoritario checo que fue aprovechado por Havel junto a otros destacados intelectuales para poner en marcha el Foro Cívico (OF), plataforma que integró a las fuerzas de oposición al régimen comunista y lideró el proceso de transición democrática denominado la revolución de terciopelo que llevó a Checoslovaquia hacia Occidente pero no pudo impedir la división del país.

1989

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios