"Trabajaré para mejorar nuestra relación centenaria con España"

  • El senador por Arizona se niega a responder de manera clara y contundente sobre una posible reunión con Rodríguez Zapatero si gana las elecciones de noviembre

Comentarios 2

Si John McCain llega a la Casa Blanca buscará "mejorar y fomentar" las relaciones "centenarias" con España pero, en una entrevista con Efe, no dejó claro si se reuniría rápidamente con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

En sus declaraciones, el aspirante republicano a la Casa Blanca evitó referirse a la salida de las tropas españolas de Iraq en el 2004, hecho que provocó el enfriamiento de los vínculos bilaterales pero insistió en que pese a tener "altibajos" las relaciones históricas han sido tradicionalmente "buenas".

"Trabajaré para mejorar y fomentar nuestra relación centenaria con el Gobierno y el pueblo español", explicó McCain, quien dijo estar convencido de que EEUU y España "pueden colaborar de forma más estrecha".

Pese a esa declaración de intenciones, el senador por Arizona se negó a responder directamente a la pregunta de si se reunirá con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Me reuniré con los líderes de los países que son nuestros amigos", afirmó, para añadir: "tengo ya relaciones con muchos líderes europeos y haré todo lo que pueda para mejorar las relaciones con los países para afrontar desafíos comunes".

Mencionó, en ese sentido, la lucha contra el radicalismo islámico como el área de colaboración más importante con los socios europeos.

Además, dijo compartir con los aliados al otro lado del Atlántico la preocupación por el cambio climático.

A diferencia de la actual administración republicana estadounidense, McCain respalda la imposición de límites imperativos en las emisiones de dióxido de carbono, responsables, según los científicos, del calentamiento del planeta.

El senador considera que Estados Unidos hizo lo correcto al no ratificar el Protocolo de Kioto, debido a que el acuerdo de 1997, que establece límites para la emisión de gases contaminantes, no obliga a China y la India a reducir sus emisiones.

El citado acuerdo vence en el año 2012 y McCain insiste en que su sustituto debe necesariamente incluir a China y la India.

"Me aseguraré de alcanzar un acuerdo global con la India y China para reducir de forma gradual las emisiones que dañan nuestro planeta", apuntó el senador.

En otro orden de cosas, se mostró contrario a entablar un diálogo con Cuba aunque el país se embarque en un proceso de reformas económicas similares a las de China y Vietnam, dos regímenes comunistas con los que EEUU mantiene relaciones.

"Iniciaré un diálogo después de que haya elecciones libres, se liberen a los presos políticos y las organizaciones humanitarias no gubernamentales existan y puedan operar", dijo McCain.

"Cuba es un estado patrocinador del terrorismo y me preocupa que cualquier sistema que no cumpla esos requisitos pueda apuntalar el régimen de (Raúl) Castro (...) y permitir que continúe la opresión al pueblo cubano", destacó.

McCain, que ha expresado su preocupación durante los últimos años por el creciente anti-americanismo en Latinoamérica, afirmó que el antídoto contra esta tendencia es el "libre comercio".

Apuntó que la mayoría de los problemas de la región tienen que ver con la "falta de progreso económico" y aseguró que el libre comercio es la mejor forma de lograr ese esquivo progreso.

Expresó su interés en alcanzar "algún día" un acuerdo de libre comercio para todo el continente.

En esa línea, se mostró partidario del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia, pendiente de la ratificación del Congreso estadounidense, de mayoría demócrata.

"Es vergonzoso que los demócratas hayan bloqueado la aprobación del acuerdo", afirmó McCain, quien dijo esperar que los votantes rechacen en noviembre "el proteccionismo y aislacionismo" del Partido Demócrata.

El senador de 71 años, que de ganar las elecciones se convertiría en el presidente de mayor edad a su llegada a la Casa Blanca, dijo que sus rivales demócratas Barack Obama y Hillary Clinton tienen "poca experiencia y no entienden los desafíos" que afronta el país.

Colocó a la cabeza de esos desafíos la situación económica, el factor que en su opinión será "decisivo" en noviembre, seguido de la seguridad nacional.

McCain, que según los expertos ha iniciado un progresivo alejamiento del impopular gobierno del presidente George W. Bush, culpó a la actual Casa Blanca de gastos "fuera de control" durante los últimos años que han dañado "muy seriamente" a la economía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios