Trump y Clinton amplían el dominio sobre sus rivales en una nueva ronda de primarias

  • El republicano atiza a la demócrata: "Si fuera un hombre, no sacaría ni el 5% de los votos"

Donald Trump amplió ayer sus opciones de conseguir la candidatura republicana en EEUU con cinco victorias decisivas en las primarias del partido, mientras Hillary Clinton extendió su ventaja en la carrera demócrata con triunfos en cuatro estados.

El magnate se impuso cómodamente en los cinco estados del nordeste que votaron el martes para repartir 118 delegados republicanos: Maryland, Pensilvania, Rhode Island, Delaware y Connecticut. "En lo que a mí me concierne, esto ya se ha acabado", dijo Trump en un acto en Nueva York, en referencia a la carrera para ser el candidato republicano en las elecciones presidenciales de noviembre.

Dos días después de que sus rivales en la contienda republicana, Ted Cruz y John Kasich, anunciaran un pacto para tratar de evitar que Trump consiga los delegados necesarios para asegurarse la nominación, el neoyorquino sacó músculo en el noreste del país, una región que hasta ahora ha sido muy amable con él. Tras hacerse con el 60% de los votos en Nueva York hace una semana, Trump logró porcentajes parecidos en los cinco estados en juego. Esos triunfos mejoran sus perspectivas de obtener los 1.237 delegados necesarios para alzarse con la nominación republicana.

En los demócratas, Clinton se impuso en Pensilvania, Maryland, Delaware y Connecticut, mientras que su rival, Bernie Sanders, venció en Rhode Island. "Con su ayuda, vamos a volver a Filadelfia con la mayoría de los votos y de los delegados comprometidos", prometió Clinton.

No perdió la ocasión Trump de arremeter contra la ex secretaria de Estado. "Francamente, si Hillary Clinton fuera un hombre, no creo que consiguiera ni el 5% de los votos", soltó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios