Trump gesta una vuelta de tuerca legal para "proteger exhaustivamente" a EEUU

  • El presidente anuncia una nueva orden ejecutiva ante el bloqueo judicial a su veto migratorio

  • Arremete contra el "odio" de los medios e investiga las filtraciones "criminales" sobre su Gobierno

Una mujer sostiene un cartel en el que se lee 'Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos', en una marcha ayer en Washington del 'Día sin inmigrantes'. Una mujer sostiene un cartel en el que se lee 'Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos', en una marcha ayer en Washington del 'Día sin inmigrantes'.

Una mujer sostiene un cartel en el que se lee 'Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos', en una marcha ayer en Washington del 'Día sin inmigrantes'. / Michael Reynolds / Efe

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció ayer que la próxima semana habrá una nueva acción ejecutiva para "proteger" al país, sin ofrecer más detalles, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

"Vamos a emitir una nueva acción ejecutiva la semana próxima que protegerá de forma exhaustiva a nuestro país", declaró Trump.

El mandatario se refirió así a las nuevas medidas que prometió hace días para reemplazar su orden migratoria de finales de enero, bloqueada temporalmente por un tribunal de apelaciones y que suspendía la entrada de refugiados a EEUU y la concesión de visados a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

En este sentido, negocios de todo el país cerraron ayer por la protesta del Día sin inmigrantes, un espontáneo boicot contra la políticas migratorias de Trump que contó con el apoyo de empresarios y vecinos en numerosos puntos de Estzados Unidos.

Un gran número de empresas de construcción, restaurantes, servicios de cuidado de niños o supermercados cerraron sus puertas para demostrar a Trump que, sin el trabajo inmigrante, Estados Unidos quedaría paralizado y sus comunidades privadas de una parte integral de su vida diaria.

Inmigrantes en ciudades como Washington, Boston, Filadelfia o Los Ángeles abandonaron sus puestos de trabajo y se negaron a comprar o a tomar el transporte público, para disociarse por un día de la economía estadounidense y demostrar su importancia.

En la capital estadounidense, inmigrantes salvadoreños, colombianos, indios o surcoreanos se sumaron a una huelga nacida de manera espontánea para protestar contra medidas de Trump que quieren poner fin a las llamadas ciudades santuario, acelerar las deportaciones de indocumentados y prohibir la entrada a refugiados.

En su comparecencia, Trump también arremetió ayer contra los periodistas. El mandatario estadounidense denunció el "tono de odio" hacia él que percibe en las informaciones de algunos medios, al cargar en particular contra la cadena CNN.

Al entablar un breve diálogo con Jim Acosta, corresponsal de esa cadena, Trump espetó, además, a todos los medios presentes: "El público ya no os cree".

Trump, cuya comparecencia de prensa duró más de hora y media, arremetió contra casi todos los medios que hicieron preguntas y repitió varias veces que quería dar el turno de pregunta a reporteros "amigables". "La prensa se ha tornado deshonesta y si no hablamos de ello estaríamos faltando al pueblo estadounidense. La prensa está fuera de control, el nivel de deshonestidad está fuera de control", aseveró.

Trump insultó de nuevo a grandes medios de comunicación como el "fallido" The New York Times, la CNN y sus "noticias falsas" o el "desagradecido" The Wall Street Journal.

El presidente de EEUU dijo por otra parte que ha pedido al Departamento de Justicia que investigue las filtraciones "criminales" de información sobre su Gobierno que se han multiplicado en las primeras semanas de su mandato.

Trump aseguró que las informaciones sobre los contactos entre personas de su campaña y el Gobierno ruso son "noticias falsas", pero que las filtraciones sí son "reales", e insinuó que las lleva a cabo "gente probablemente de la Administración (del ex presidente estadounidense Barack) Obama". Éste tampoco escapó ayer a las críticas de su sucesor, que lamentó la "desastrosa" herencia recibida.

"Para ser honesto, heredé un desastre, es un desastre, en casa y en el extranjero", dijo Trump en su comparecencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios