La UE y Serbia firman acuerdo de asociación cuya aplicación queda congelada

  • El acuerdo, considerado la antesala apra el ingreso en la UE n entrará en vigor hasta que Belgrado coopere plenamente con el tribunal de la ONU que juzga los crímenes en la ex Yugoslavia

Comentarios 6

La Unión Europea y Serbia han firmado un Acuerdo de Estabilización y Asociación, considerado la antesala para el ingreso en la UE, aunque no entrará en vigor hasta que Belgrado coopere plenamente con el tribunal de la ONU que juzga los crímenes en la ex Yugoslavia.

Con la firma, a la que asistió una delegación serbia encabezada por el presidente del país, Boris Tadic, la UE quiere dar una señal a los ciudadanos de ese país de cara a las elecciones legislativas anticipadas del 11 de mayo.

La ceremonia tuvo lugar después de que los ministros comunitarios de Exteriores acordaron la firma del acuerdo, pero condicionando su ratificación y entrada en vigor a que haya una "cooperación completa" de Serbia con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

La firma del acuerdo "es un logro importante", ya que supone que "hemos elegido que Serbia venga a la UE", afirmó el ministro esloveno de Exteriores, Dimitrij Rupel, en nombre de la presidencia de turno comunitaria.

Rupel, en las intervenciones previas a la firma, destacó el papel del Alto Representante para Política Exterior y Seguridad Común, Javier Solana, como "fuerza motriz" detrás del acuerdo.

El presidente serbio, Boris Tadic, recalcó que "cumpliremos nuestros compromisos, incluyendo la cooperación plena con el TPIY", ya que "es nuestra obligación internacional".

Tadic recordó el advenimiento de la democracia en su país con el derrocamiento del régimen de Slobodan Milosevic y señaló que hoy se cubría otra etapa del camino hacia la integración en la Unión Europea. "Seremos un miembro de la UE lo antes posible", afirmó.

Solana consideró que hoy es "un día importante" tanto para Serbia como para la Europa comunitaria, y destacó que la UE "no está completa" sin los países balcánicos.

El viceprimer ministro serbio para Integración Europea, Bozidar Djelic, destacó que con este acuerdo "la voz de Serbia será oída y escuchada" en Europa.

También confió en que en las próximas elecciones los ciudadanos serbios "votarán a favor de Europa", ya que "Serbia es parte de Europa".

El Acuerdo de Estabilización y Asociación se cerró a comienzos de noviembre pasado, pero Holanda y Bélgica bloqueaban desde entonces la firma hasta que el TPIY certificara la cooperación plena de las autoridades de Belgrado con el Tribunal.

La decisión que tomaron los ministros comunitarios -firmar el acuerdo pero congelar su aplicación- intenta reforzar el partido europeísta de cara a los comicios del 11 de mayo, después de que el proceso de independencia de Kosovo.

Holanda y Bélgica mostraron sus reticencias hasta el último momento, ya que insistían en lograr una cooperación plena de Belgrado con el TPIY, con sede en La Haya, antes de firmar el tratado.

La solución acordada permitió la firma pero no su aplicación en la práctica.

Para ello, "tiene que haber una decisión unánime del Consejo de que hay plena cooperación" de Serbia con el TPIY, lo que "Holanda y Bélgica han querido siempre" para que "el acuerdo entre en vigor y comience el proceso de ratificación" en los Veintisiete, según explicó el portavoz del Ministerio holandés de Exteriores, Bart Rijs.

El portavoz rechazó que esta exigencia signifique en la práctica que la firma de hoy sea un acto sin contenido real, ya que "significa que la UE hace un gesto crucial hacia Serbia y su pueblo, de que queremos que pertenezcan a Europa".

Actualmente, el TPIY tiene a cuatro acusados prófugos: los ex líderes serbobosnios Radovan Karadzic y Ratko Mladic, el antiguo líder de los serbios de Croacia, Goran Hadzic, y un ex jefe de la policía local serbobosnia de Banja Luka, Stojan Zupljanin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios