La UE advierte a Irán que los juicios a europeos son un desafío al bloque

  • París exige la liberación inmediata de la joven universitaria acusada de espionaje · La prensa conservadora más cercana al régimen desata una campaña contra Francia, el Reino Unido y Alemania

El ministro de Exteriores sueco y representante de turno de la presidencia de la UE, Carl Bildt, advirtió a Irán que con el proceso contra una ciudadana francesa y dos empleados iraníes de las embajadas del Reino Unido y Francia en Teherán "desafía a todo" el bloque europeo.

En una entrevista con la agencia de noticias TT, Bildt endureció el tono contra los líderes políticos en Teherán. Irán debe entender que con el juicio reanudado el sábado "desafía a toda la UE".

En su blog en internet, el ministro sueco calificó asimismo el proceso contra un total de 100 personas acusadas de participar en protestas en Irán como una "farsa". "En ese asunto tenemos que ser claros", dijo también Bildt en alusión a la exigencia de la Unión Europea (UE) de que se libere inmediatamente a todos los imputados. Para ello, se volverán a activar todos los canales diplomáticos, agregó.

Por su parte, París "exigió" la liberación de Clotilde Reiss, la joven francesa detenida y juzgada en Irán por haber participado en las masivas protestas contra la reelección de Mahmud Ahmadinejad, declaró el ministro de Relaciones Exteriores francés, Bernard Kouchner.

"Me dirijo con vehemencia a las autoridades iraníes: las acusaciones (contra la joven) no se sostienen, Clotilde Reiss no es culpable de nada", declaró Kouchner en una entrevista con la cadena LCI.

"Queremos, exigimos, deseamos su liberación inmediata", añadió. "Esta joven es maestra en Ispahan (provincia al centro de Irán); no hizo otra cosa que caminar durante una hora una vez y otra hora y media con los manifestantes", aseguró.

Reiss admitió el sábado ante un tribunal de Teherán haber participado en las protestas del 15 y 17 de junio. "Quería ver lo que pasaba (...) mis amigos y mi familia estaban preocupados; les envié mensajes de correo electrónico diciéndoles que las manifestaciones eran tranquilas", contó ante el tribunal.

La prensa conservadora iraní fustigó ayer el papel de las capitales occidentales, en particular Londres y París, en las protestas contra la reelección de Mahmud Ahmadineyad, al día siguiente de la reanudación del juicio contra manifestantes detenidos.

"En el acta de acusación, Gran Bretaña, Francia y Alemania fueron designados como los apoyos (del intento) de derrocamiento suave" del poder islámico, afirma el diario conservador moderado Tehran-e-emrouz, en referencia a las manifestaciones contra la reelección del presidente Ahmadineyad el 12 de junio.

"La Embajada británica, sede del comando del golpe de Estado" contra el régimen islámico, afirma en su primera plana el diario gubernamental Iran.

"Los diplomáticos británicos participaron en concentraciones y en enfrentamientos", acusa el diario que publica una fotografía del iraní Hosein Rasam, que era el principal analista político de la embajada británica en Irán, durante su declaración.

"Los diplomáticos británicos estaban en contacto permanente con la oficina de campaña de Mir Hussein Mousavi", afirma el diario ultraconservador Kayhan, unas acusaciones que comparten los dos diarios conservadores Vatan Emruz y Javan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios