La UE desbloqueará el martes las negociaciones para un acuerdo de asociación con Rusia

  • La Unión Europea desbloqueará el mandato para iniciar la negociación de un ambicioso acuerdo de asociación política, comercial y energética con Rusia, tras superar dos años de veto de Polonia y Lituania

La Unión Europea (UE) desbloqueará este martes el mandato para iniciar la negociación de un ambicioso acuerdo de asociación política, comercial y energética con Rusia, tras superar dos años de veto de Polonia y, salvo sorpresas de última hora, de Lituania.

Así lo aseguraron el lunes fuentes diplomáticas europeas, consultadas sobre sus previsiones para el Consejo de Asuntos Exteriores que celebrarán los Veintisiete el martes que viene en Luxemburgo, y que estará seguido de un Consejo con Rusia.

Lituania está empeñada en introducir determinadas reservas en el texto que supongan un respaldo a sus conflictos energéticos y diplomáticos con Moscú, pero el resto de los países le han advertido de que su solución sería más sencilla de contar con el marco legal que proporcionaría el citado acuerdo.

Fuentes diplomáticas se mostraron hoy optimistas sobre el inicio de las negociaciones, y distinguieron la intransigencia del gobierno que encabezaban los hermanos Kaczynski del ejecutivo lituano.

La negociación del acuerdo podrá durar ahora varios años, ya que Rusia no tiene ninguna prisa en renovar los pactos que le vinculan en la actualidad con la UE, según las mismas fuentes.

Son los Veintisiete los que pretenden ganar fuerza con una sola voz ante Moscú, y obtener mayores ventajas recíprocas de su relación con el gigante ex soviético.

Por eso, la UE quiere estrenarse en la primera cumbre con el sucesor de Vladímir Putin, Dmitri Medvédev, el próximo junio en Siberia, con un mandato unánime para la concreción de un acuerdo comercial, político, sobre derechos humanos y, ante todo, energético.

Rusia es el origen del 40 por ciento de todas las importaciones de gas de la UE, así como del 32 por ciento del petróleo y del 17 por ciento del carbón que compra en el exterior.

Si hace unos meses era Polonia la que impedía la unanimidad para firmar este ambicioso acuerdo, por las restricciones a sus exportaciones de carne, después fue Lituania la que encabezó el veto.

Moscú cortó en julio de 2006 el suministro de petróleo a Lituania a través del oleoducto Druzhba (Amistad), interrumpido desde julio de 2006.

La clase política lituana calificó esta postura de "chantaje" y acto de venganza, después de que Vilna no vendiera a compañías rusas, sino a la polaca PKN Orlen, parte de las acciones de la compañía Mazeikiu Nafta, antes propiedad de la endeudada petrolera rusa Yukos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios