Uribe acepta la propuesta de Chávez para lograr la liberación de los rehenes

  • El presidente venezolano asegura que, con la autorización de su homólogo colombiano, los secuestrados por las FARC pueden estar en Caracas esta noche

Comentarios 0

El Gobierno colombiano aceptó ayer la propuesta del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para hacer posible la liberación de tres secuestrados por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Chávez manifestó ayer en una rueda de prensa en Caracas que si se recibiese el visto bueno de Bogotá, la operación podría comenzar hoy, de manera que al anochecer los cautivos podrían estar ya en Caracas.

El Gobierno colombiano, como había solicitado Chávez horas antes, designó al Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, como su representante en la misión aérea humanitaria que se encargará de recoger a los liberados por las FARC. En la "caravana aérea humanitaria" participarán delegados directos de los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador y Francia, según el gobernante venezolano.

La aceptación de la "fórmula" expuesta por Chávez en Caracas y entregada ayer en una nota al Gobierno en Bogotá por un alto cargo venezolano recibió una breve respuesta que fue leída a decenas de periodistas por el ministro de Exteriores, Fernando Araújo, en la sede del Ministerio de Defensa.

Fuentes diplomáticas colombianas confirmaron que el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y altos cargos de su Gobierno y de las Fuerzas Armadas analizaron la iniciativa.

Chávez explicó en Caracas que la operación que propone parte de varios aeropuertos venezolanos y que, en una etapa inicial, la terminal aérea de la ciudad colombiana de Villavicencio, capital del departamento de Meta, será el "centro de operaciones". Desde allí saldrán helicópteros de su país, con la enseña de la Cruz Roja, a un punto en "una dirección desconocida, hasta ahora" en la que serían recogidos los cautivos.

Las FARC anunciaron el pasado 18 de diciembre la liberación de la ex candidata a la vicepresidencia colombiana Clara Rojas, su hijo Enmanuel, fruto de una relación en cautiverio con un guerrillero, y de la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo.

Esa liberación, según la guerrilla, es un acto de "desagravio" con Chávez y la senadora colombiana, Piedad Córdoba, que mediaron ante las FARC entre mediados de agosto y el 21 de noviembre en busca de un acuerdo por el que serían liberados 45 rehenes a cambio de medio millar de insurgentes presos. Uribe canceló esa mediación tras alegar discrepancias con la labor de Chávez.

Los familiares de los tres secuestrados habían expresado con anterioridad a la decisión de Uribe su esperanza por la iniciativa de Venezuela. "Me parece muy buena la fórmula", dijo Iván Rojas, hermano de Clara Rojas, mientras que Patricia Perdomo, hija de Consuelo González, expresó "mucha alegría" por la gestión de Chávez. Iván Rojas declaró, sin embargo, que "lo que decida el Gobierno, lo acataremos".

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios