La guerra abierta llega al corazón de Damasco con violentos choques

  • El Ejército sirio y los opositores mantienen combates en los barrios de Al Midan y Al Zahira · Los opositores consideran que la nueva situación va a marcar el principio del fin del régimen de Al Asad

Los choques entre los rebeldes sirios y las fuerzas gubernamentales se recrudecieron ayer en distintos barrios dentro de Damasco, que fueron también bombardeados, según los opositores, mientras que el régimen sostiene que simplemente persigue a grupos terroristas.

En declaraciones a Efe por teléfono, el activista Abu Qais al Shami, vecino de uno de los barrios más castigados, Al Tadamun, explicó que durante los enfrentamientos se usaron armas ligeras, proyectiles de mortero y granadas autopropulsadas.

Al Shami detalló que el Ejército intentó irrumpir en este distrito, situado en el centro de la capital, pero el opositor Ejército Libre Sirio (ELS) se lo impidió . Aparte de los choques y bombardeos, grupos de shabiha (milicianos progubernamentales) quemaron tiendas y saquearon algunas viviendas, denunció.

Según el testigo, las calles están desiertas después de que hace dos horas muchos residentes se trasladaran a zonas cercanas más seguras. Aun así, destacó que muchos vecinos no han podido abandonar sus casas por los bombardeos y la presencia de francotiradores en las azoteas.

De acuerdo a la versión del régimen sirio, los efectivos de seguridad persiguen a un supuesto grupo terrorista en el barrio de Naher Aisha, vecino al de Al Tadamun.

Una fuente oficial, citada por la agencia de noticias siria Sana, subrayó que durante la operación fallecieron varios supuestos terroristas, sin ofrecer cifras.

Por su parte, la Comandancia Central del ELS dentro de Siria informó en un comunicado de que los rebeldes también se enfrentaron al Ejército y a las fuerzas de seguridad en los barrios damascenos de Al Midan y Al Zahira.

El ELS, integrado por militares desertores y civiles que han empuñado las armas, denunció "una escalada (de la violencia) sin precedentes por parte del régimen para acabar con la revolución en la capital". Los insurgentes destacaron que hay francotiradores apostados en las azoteas de edificios como la sede del Ministerio de Transportes, las oficinas de la Media Luna Roja y de los bomberos en el área de Al Zahira, en el sur de la ciudad.

"Son los primeros combates de este tipo que se producen en Damasco. El 15 de julio marca un giro en la revolución siria", afirmó el lunes a la AFP un militante de Damasco contactado por Skype que se presentó como Abu Musab. Hasta ahora la capital vivía con fuertes medidas de seguridad y estaba controlada principalmente por la cuarta división del primer cuepo del ejército dirigida por Maher al Asad, hermano del presidente.

"La revolución se extiende y cierra el cerco alrededor del régimen en las zonas en las que se creía al resguardo de la ira del pueblo", había reaccionado la oposición el pasado domingo. "Los bombardeos con mortero se reanudaron en las primeras horas de la mañana", indicaron los Comités Locales de Coordinación (LCC, oposición).

Además, según los LCC, hay violentos combates entre el Ejército regular y el Ejército Sirio Libre (ESL), formado esencialmente por desertores, "en los barrios de Kafar Suse y Jobar", en el oeste y este de Damasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios