El acusado de informar a Wikileaks comparece ante una Corte

  • El soldado Manning podría ser acusado de poner en riesgo la vida de sus compañeros

Más de año y medio tras su detención, el supuesto informante de la red de revelaciones Wikileaks, el soldado estadounidense Bradley Manning, compareció ayer por primera vez ante el tribunal militar encargado de juzgarlo en la base de Fort Meade, Maryland, cerca de la capital Washington.

El cabo primero compareció en una sala llena, vistiendo uniforme y gafas.

Manning, que cumple hoy 24 años, confirmó al juez que entiende los cargos en su contra: acceso ilegal y descarga de documentos clasificados.

La Corte lo acusa de sacar informaciones y documentos secretos de computadoras, durante su destino como analista de los servicios secretos del Ejército estadounidense en Iraq, y entregárselos a la plataforma Wikileaks.

Su posterior publicación provocó un escándalo en todo el mundo al conocerse detalles sobre las guerras en Iraq y Afganistán, además de cientos de miles de despachos diplomáticos internos de Estados Unidos.

El joven soldado enfrenta a un total de 22 delitos, en parte muy graves, al considerar que con su actuación puso en manos de sus enemigos la vida de sus compañeros.

Poco después del inicio de la audiencia, el abogado de Manning, David Combs, pidió que se cambie al juez Paul Almanza, al que consideró parcial y un peón del Ministerio de Defensa, para el que trabajó mucho tiempo como fiscal.

Asimismo, el abogado se preguntó por qué era siquiera necesario considerar el material filtrado como secreto. Combs se quejó de que no se le había permitido citar testigos para hablar sobre la necesidad de secretismo y que ni siquiera se analizó seriamente si la información filtrada debería haber sido clasificada de esa forma. Según dijo, pretendía preguntarle a los testigos: "¿Por qué es material clasificado? ¿Por qué causaría daño?".

La comparecencia de Manning iniciada ayer, que se prevé dure varios días, no es el juicio en sí, sino una audiencia bajo el artículo 32 de la Justicia Militar destinada a clarificar si hay pruebas suficientes para la apertura de un proceso militar en su contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios