Un adiós que no es bueno para nadie

  • Los yanitos más veteranos se muestran preocupados, pero apelan a su espíritu luchador, al que se aferraron durante el cierre de la Verja durante 13 años ordenado por Franco.

Comentarios 1

El trasiego en el que a diario está envuelto Gibraltar no cesó ayer a pesar de las consecuencias que tendrá para el Peñón la decisión de los británicos de dejar la Unión Europea, pero bastaba con pararse junto a cualquier corrillo de gente o esperar en la cola de algún establecimiento para darse cuenta de que el Brexit es una cuestión que preocupa, y mucho, a gibraltareños y españoles que trabajan en la Roca. Éstos entienden que la salida de Reino Unido de Europa les afectará sobre todo en el bolsillo, mientras que los yanitos apelan a su espíritu luchador, al que se aferraron durante el cierre de la Verja entre 1969 y 1982.

Casemates Square es uno de los puntos calientes de la colonia. Por la mañana los gibraltareños seguían en las televisiones de las terrazas la información que ofrecía la BBC sobre las primeras reacciones al brexit, entre ellas el anuncio del primer ministro británico, David Cameron, de que iba a renunciar al cargo.

"El Brexit no es bueno para nadie, para ninguno de los dos lados de la frontera. Creo que es mejor gobernar unidos, juntos en Europa, que ir por separado. Ya se ha visto que durante estos años nos ha ido bien", declaraba Selena Victory, una oficinista que se dirigía a su trabajo.

En Casemates, también conocida como laPiazza, se reunían sobre todo yanitos que comentaban la actualidad. "Creo que va a ser una ruina sobre todo para el otro lado -el Campo de Gibraltar-, hay muchos españoles que trabajan aquí y creo que se van a ver muy perjudicados. Nosotros también, porque no sabemos si la libra seguirá bajando y si vamos a volver a tener colas en la frontera", contaba la gibraltareña Chiara.

Anthony García, un llanito que caminaba con una camiseta del Barcelona, se mostró más rotundo. "Es muy chungo el Brexit para todos. Nos va a perjudicar a los dos lados. Hay mucha unión, sobre todo por la gente de España que hay trabajando aquí, y ahora se va a romper".

El referéndum aportó un dato curioso: la mayor parte de los jóvenes británicos votaron a favor de permanecer en la Unión Europea, mientras que los mayores de 65 años estimaron que salir será la mejor opción. "Es un resultado pésimo, me parece fatal. A nuestra generación nos afectará mucho más que a los ancianos, que han decidido en su mayoría que salgamos de la Unión", explicaba María, una joven gibraltareña de origen mexicano.

Otra joven, en este caso una española que estudia en Gibraltar, también valoró que el Brexit será perjudicial, sobre todo para los jóvenes. "Por ejemplos los españoles que quieran ir de Erasmus a Inglaterra ahora lo tendrán más complicado al estar fuera Reino Unido de la Unión Europea. También afectará el tema de la libra, que ya ha empezado a bajar mucho, y los linenses que trabajan aquí van a cobrar bastante menos. También creo que esto va a hacer que pase menos gente por la frontera", señalaba Marta.

En la calle Real amigos y conocidos se paraban por la calle para comentar los resultados del referéndum mientras cámaras y reporteros de televisiones españolas entrevistaban a viandantes o a dependientes de comercios. "Nos han sacado de la Unión Europea los ingleses que viven en medio del campo, los que no tienen contacto con turistas o extranjeros", comentaba una señora con una amiga al salir de una farmacia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios