Los libios afrontan con inquietud sus primeras elecciones tras cuatro décadas de dictadura

  • Los ciudadanos eligen al Consejo Nacional General en estos históricos comicios

Los libios afrontaron la jornada de reflexión previa a las históricas elecciones legislativas de hoy, las primeras en casi medio siglo, con esperanza, inquietud y, algunos, especialmente en el este del país, con cierta decepción y rabia.

"Votaré para hacer uso de mi derecho natural a decidir el destino de Libia. Para sentir la libertad que nos quitaron", dijo la especialista en recursos humanos Gada Abdel Salam, en alusión a los 42 años de dictadura gadafista, en los que los partidos estaban prohibidos y las elecciones vetadas.

Abdel Salam mostró su deseo de que en las elecciones al Consejo Nacional General, que sustituirá al Consejo Nacional Transitorio, salgan "las personas más capaces para asentar las bases del Estado libio" y se mostró convencida de que nada detendrá la marcha del país, a pesar de la gran debilidad del Estado, obligado en muchas ocasiones a negociar con las milicias que surgieron durante el levantamiento que acabó con el régimen de Muamar el Gadafi, para garantizar la seguridad en el país.

"La revolución del 17 de Febrero está protegida por Alá y estoy convencida de que en Libia quienes desean la estabilidad son mayoría", subrayó.

Las autoridades no descartan que se realicen ataques o agresiones durante la jornada, por lo que multiplicó la presencia de efectivos y decretará el estado de alerta.

Pero más allá de las esperanzas e inquietudes, las posturas se inclinan hacia el rechazo casi total, según se avanza hacia el este del país. Así, Bengasi, la segunda ciudad libia, y que se erigió en la capital rebelde durante los ocho meses que duró la guerra, se siente ahora olvidada y exige un mayor protagonismo en la vida política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios