El alcalde de Toronto deja el cargo tras salir a la luz otro vídeo comprometedor

El alcalde de Toronto, el controvertido Rob Ford, anunció ayer que abandonará temporalmente su cargo y la campaña electoral para su reelección para "buscar ayuda inmediata" tras reconocer problemas de alcoholismo.

Ford dijo en un comunicado que "tengo un problema con alcohol y mis decisiones cuando estoy ebrio. He luchado con ello desde hace tiempo. He decidido suspender temporalmente mi campaña y mis obligaciones como alcalde para buscar ayuda inmediata", añadió Ford, quien no reconoció en su comunicado, dado a conocer la medianoche de ayer, que sea un adicto a la cocaína.

No es la primera vez que Ford se compromete a dejar de beber y buscar ayuda profesional para superar su alcoholismo.

Esta decisión se produce después de que varios medios de comunicación canadienses publicasen explosivas imágenes y grabaciones de audio de Ford consumiendo drogas, blasfemando y profiriendo insultos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios