Dos atentados suicidas dejan 36 víctimas mortales en Bagdad

Al menos 36 personas murieron ayer y otras 91 resultaron heridas en un doble atentado en Bagdad, el más grave desde que el Gobierno iraquí anunció la victoria en la guerra contra el Daesh el pasado diciembre. El atentado, el más sangriento en la capital iraquí desde febrero de 2017, tuvo como blanco un grupo de desempleados que se concentraba a primera hora de la mañana en la céntrica plaza Al Tayarán para buscar trabajo temporal.

Las explosiones se produjeron de forma casi simultánea y fueron llevadas a cabo por dos terroristas suicidas pertrechados con cinturones explosivos, según una fuente de la Policía iraquí. Los yihadistas detonaron las cargas que llevaban encima de forma secuencial, al lado del grupo de hombres que, como cada mañana, esperaban la llegada de empleadores que ofrecen trabajo temporal, generalmente en la construcción en la región de la capital.

La plaza Tayarán ha sido blanco de atentados en otras ocasiones, en especial en la época de violencia sectaria que se desató en el país en 2006, ya que es un lugar frecuentado por chiíes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios