Una "alta autoridad" controlará el patrimonio de los políticos franceses

  • Hollande activa medidas para prohibir a los parlamentarios ciertas actividades profesionales "para prevenir todo conflicto de interés".

Comentarios 1

El presidente francés, François Hollande, anunció ayer medidas para descubrir a los políticos corruptos, apenas una semana después de la imputación de un ex ministro por presunto fraude fiscal y en medio de sospechas sobre la clase política.

El jefe del Estado prestó solemnidad a un anuncio que ya había adelantado y, desde el Palacio del Elíseo, detalló que habrá una "alta autoridad" para controlar el patrimonio de "los responsables públicos".

Es una iniciativa incluida en el paquete de medidas destinadas a dotar de principios morales a la política, tras la imputación por fraude fiscal del ex ministro de Presupuesto, Jérome Cahuzac, que mantuvo una cuenta en Suiza que ocultó al Fisco y al presidente.

Y ello además después de una polémica que cobra amplitud desde el fin de semana, con rumores difundidos por algunos medios de comunicación nacionales sobre la inquietud y preocupación en el Gobierno por la presunta extensión de las prácticas corruptas.

"El error de un hombre no debe sembrar duda sobre todos. Erradicaré las malas prácticas. Las reglas de publicación de los patrimonios de los responsables públicos estarán bajo una alta autoridad pública", que controlará las declaraciones de sus patrimonios, señaló en una rueda de prensa en la sede de la Presidencia.

La nueva "alta autoridad" se encargará de estudiar "de forma profunda la situación de cada ministro antes y después de su nombramiento" para "asegurar la transparencia de la vida pública", declaró Hollande.

El presidente quiso de todos modos desvincular parcialmente las medidas anunciadas con el caso que afecta al Partido Socialista (PS, en el Gobierno) pues aseguró que el asunto Cahuzac solo llega tras "años de escándalos".

Hollande citó como lema de las medidas anunciadas el de la "lucha implacable contra las derivas del dinero" justo cuando sus niveles de popularidad alcanza el mínimo en tan solo once meses desde que llegó al cargo.

En la práctica, todos los miembros del Gobierno tendrán que detallar su patrimonio a partir del lunes, aunque algunos de ellos ya lo han ido anunciado en los últimos días, con la declaración de sus propiedades mobiliarias e inmobiliarias.

El plan es que también los parlamentarios estén sujetos al escrutinio público, una vez se apruebe el texto legal correspondiente, con el que se prohibirán ciertas actividades profesionales "para prevenir todo conflicto de interés", dijo Hollande.

El presidente francés dijo que habrá una "fiscalía financiera con competencia nacional" para ocuparse de la "lucha contra la gran delincuencia económica y financiera" y que podrá actuar en los casos de corrupción y de gran evasión fiscal. Cuando haya condenas por corrupción o fraude fiscal, los cargos públicos tendrán prohibido de manera "temporal o definitiva" volver a ejercer un puesto en la administración.

El presidente relacionó estas medidas con otras iniciativas destinadas a conseguir la erradicación de los paraísos fiscales en Europa y en el mundo, ya que el caso Cahuzac involucra prácticas opacas a las autoridades fiscales en esos territorios.

Por ello anunció que obligará a los bancos de su país a comunicar la lista de sus filiales y las actividades que hacen en cada una de ellas. "Quiero que eso se aplique también a nivel de la Unión Europea y que se extienda a las grandes empresas", deseó el presidente, quien además aseguró que Francia publicará una lista propia de paraísos fiscales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios