"No es una buena noticia para el mundo del jerez"

  • El Consejo Regulador y Asaja miran con preocupación el futuro del Marco de Jerez tras la salida de la Unión Europea de uno de sus principales mercados

Gran Bretaña es uno de los mayores importadores de jerez. Sólo el año pasado se exportaron diez millones de litros de vino que tuvieron un impacto de más de 25 millones de euros, así como millón y medio de litros de brandy. Estas cifras explican la preocupación que ha generado en el sector la salida del Reino Unido de la Unión Europea, según expresó el director general de Consejo Regulador del Vino de Jerez, César Saldaña.

"Lo vemos con preocupación, es un cambio en las circunstancias en el mercado más importante del vino de Jerez", señaló Saldaña. "Creemos que las consecuencias, en efecto, no serán muy positivas para el sector. Seguro que nos afectará pero primero tenemos que observar los pasos que se den a partir de ahora. No se puede hacer una valoración profunda, pues no se conocen las causas y consecuencias exactas, aunque es una muy mala noticia", agregó.

El director general del Consejo Regulador reconoció que "pase lo que pase, Reino Unido seguirá siendo un país muy importante" para los caldos jerezanos. "Es más, en estos últimos años se ha impulsado esa imagen elegante del vino de Jerez. El verdadero problema lo tendremos con otros segmentos de la población ya que los productos se verán encarecidos. Sin estar en el marco de la Unión Europea, el país ahora podrá subir sus impuestos, endurecer o encarecer los aranceles... Todo está por ver", sostuvo.

El Brexit puede traer aparejado un incremento de los impuestos y los aranceles, algo que desde el Consejo Regulador resaltaron que "no es positivo, pero para ningún sector". "También se está hablando ahora de que con la salida de la Unión Europea aumentaría mucho la cifra de paro, lo que también es cierto que empobrecería las exportaciones porque se consumiría menos, pero no es algo único del mundo del vino sino que pasaría en todos los sectores", señaló Saldaña.

En ese sentido, desde el Consejo Regulador se confía en que se mantenga el marco legal actual y la protección de la indicación geográfica de los vinos, pese a que las relaciones comerciales sean "más dificultosas". "El libre comercio va a seguir existiendo, el estatus y el círculo de las mercancías no se van a ver alterados; no creo que cambie el régimen jurídico actual ni tampoco todo lo relativo a las denominaciones de origen, algo que hemos conseguido después de mucho tiempo", sostuvo.

Por su parte, desde Asevi, la sectorial de viña de la organización agraria Asaja, se aguarda a contar con más datos para evaluar el impacto del Brexit. "Por el momento, los viticultores no tenemos mucho conocimiento de cómo nos afecta el Brexit porque está todo en el aire", señaló el presidente de Asevi, Francisco Guerrero, quie admitió que "esta ruptura afectará seguramente a las tasas de entrada en el país, algo que antes, en una Europa con una legislación marco no había que sufragar".

"Es una pena porque Reino Unido siempre ha sido un mercado importante para Jerez que encima estaba en alza los últimos meses", resaltó Guerrero, que insistió en que "para el vino es aún más importante este encarecimiento porque el hecho de que nos pongan una tasa perjudica al bebedor y evidentemente repercute directamente en los exportadores".

No obstante, el presidente de Asevi quiso ser pragmático. "Lo cierto es que en el país británico se ha vendido mucho jerez, tanto antes de entrar en la Unión Europa como después. Allí hay grandes consumidores por los que habría que velar", señaló el representante de la organización agraria, que admitió que "habrá que estar pendientes a ver qué pasa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios