Más de 50 civiles mueren en un bombardeo del Ejército afgano a una escuela coránica

  • El Ministerio de Defensa sostiene que atacó una reunión de extremistas talibanes en KunduzUna mujer que apareció muerta con "heridas autoinfligidas", según la Policía, posible autora

Una niña con síntomas de envenenamiento recibe tratamiento en Helmand. Una niña con síntomas de envenenamiento recibe tratamiento en Helmand.

Una niña con síntomas de envenenamiento recibe tratamiento en Helmand. / watan yar / efe

Más de 50 civiles murieron y al menos 65 resultaron heridos en un bombardeo de la Fuerza Aérea afgana contra una presunta reunión de extremistas talibanes en una escuela coránica en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán, aseguró ayer un líder tribal del distrito afectado, Hadyi Mohamed Naim.

Tras el ataque, que se produjo el lunes, Naim se acercó a la escuela, donde vio muchos niños muertos y sólo cuatro talibanes.

También el canal Tolo TV informó de que hubo 50 civiles muertos. El director del Ministerio de Salud de la provincia, Abdul Matin Atifi, indicó que únicamente 30 de los heridos consiguieron llegar hasta el gran hospital en la capital de la provincia. Más de un tercio de estos pacientes son niños, afirmó. La ONU indicó en Twitter que ha iniciado una investigación.

Según Naim, dos helicópteros militares dispararon el lunes ocho misiles contra una multitud que se había congregado alrededor de la escuela para celebrar una fiesta con comida. "Fue desgarrador", dijo el líder tribal. "La gente gritaba y corría. Por todas partes había cadáveres y heridos, humo y polvo. Fue como una pesadilla".

Sin embargo, el Ejército volvió a negar las informaciones sobre víctimas civiles. Un portavoz del Ministerio de Defensa señaló ayer en una conferencia de prensa que murieron 18 talibanes y 12 resultaron heridos. Según Radmanish, las víctimas civiles fueron asesinadas o heridas por los talibanes, no por el bombardeo aéreo.

Por otro lado, al menos 24 estudiantes fueron envenenadas el lunes en una escuela en la ciudad de Lashka Gah, la capital de Helmand. Las autoridades abrieron una investigación para determinar si se trata de un acto llevado a cabo por simpatizantes de los talibanes, contrarios a la educación de las mujeres en las escuelas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios