Los daños colaterales del referéndum

  • Gaditanos residentes en el Reino Unido y británicos que viven en Cádiz cuentan cómo han vivido la votación para decidir la salida de la Unión Europea.

Una de las mayores incertidumbres que se crea con los resultados del brexit es es cómo se va a legislar el flujo de personas entre el Reino Unido y la Unión Europea. Ante la nueva situación que se abre una vez que se certifique la salida, gaditanos que viven en Inglaterra y británicos que residen en Cádiz expresan cómo han vivido el referéndum del jueves.

Un caso curioso es el de Chris Johnstone, un inglés nacido en Stoke-on-Trent que tiene una vivienda en el centro de Cádiz desde hace nueve años. Vive a caballo entre Londres, en donde trabaja como abogado en una empresa de música digital, y la capital gaditana, en donde quiere establecer su residencia definitiva. En esta aventura le acompañan su pareja Irina y su hijo Alexei, de seis años. Johnstone se muestra "asustado" por el resultado del referéndum, del que esperaba que iba a ser "como el escocés, en el que hubo mucho ruido, pero los escoceses eligieron quedarse".

Señala que uno de los principales factores ha sido el tema de la inmigración, lo que se ha mezclado con la mentalidad británica y ha provocado que en las grandes ciudades se haya votado a favor de la permanencia, a diferencia de lo que ha sucedido en las zonas rurales, el norte o en Gales. "Quieren pensar como británicos y vivir aislados en su ciudad sin gente nueva de todas partes del mundo", dice.

A la espera de conocer cómo se va a desarrollar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Johnstone comenta que "si hace falta buscaré si puedo conseguir el pasaporte español" para poder residir en Cádiz.

Una gaditana que está desarrollando su carrera en Inglaterra es Lola Rey, doctora en Biología por la Universidad de Córdoba que está realizando desde el pasado mes de marzo el PostDoc en Mejora Vegetal en el centro de investigación John Innes Centre de Norwich a partir de una beca financiada por la Unión Europea. Una situación "peculiar", tal y como Rey recalca, aunque no le hace temer por el puesto que ocupa ya que el dinero de este proyecto está asegurado para los dos años que tiene de duración.

Situada al este de Inglaterra, indica la bióloga que Norwich es "una isla" por estar rodeada de una zona "muy rural" en la que "las personas mayores o las que no tienen un nivel de estudios alto han votado por salir", a diferencia de la localidad en la que reside, que se ha mostrado a favor de quedarse en la UE. "La Universidad aquí es importante y hay mucha gente joven. Por eso, pienso que se quieren quedar", indica. En cuanto a cómo le va a afectar el brexit, asegura Rey que "de momento, la única preocupación es el pasaporte y el visado, aunque tampoco es una cosa que ellos tengan claro".

Alfonso Pregigueiro es un linense que trabaja desde hace seis años como profesor en el colegio español Vicente Cañada Blanch de Portobello Road en Londres. Por su tierra de nacimiento ha vivido muy cerca la relación con los gibraltareños y ahora le ha tocado vivir en primera persona el brexit. Asegura que los ingleses son isleños "y todo lo que suene a antifrancés o antialemán recibe el rechazo de buena parte de la población", pero esperaba que el resultado fuera distinto, y más tras equilibrarse las fuerzas tras el asesinato de Jo Cox.

Algo malo pudo barruntar cuando hace unos días apareció una pintada ofensiva contra los extranjeros en la fachada del colegio, "aunque ellos no le hacen ascos a los que vienen de fuera con dinero. Al final la porquería ésta del brexit también nos ha afectado". El linense afirma con respecto a su futuro que "nosotros somos profesores y tenemos las mismas coberturas que en toda la Unión Europea, pero a partir de ahora, como ocurre en sitios como Estados Unidos u otros, tendremos carácter diplomático". A ello se le une la incertidumbre cada vez que quieran entrar o salir a la hora de obtener visados, lo que "originará mucho más control".

Belén González Dorao es una empresaria gaditana que se ha establecido temporalmente en Cornualles. Sobre la situación que se ha generado en el Reino Unido tras el referéndum, muestra su "preocupación" sobre lo que pasará "a largo plazo". "Me inquieta mucho pensar en la Europa que vamos a dejar a nuestros hijos y nietos", sentencia.

También piensa que ha tenido influencia el asunto de la inmigración en esta decisión, ya que "la gente aquí se queja de que los inmigrantes están cogiendo los puestos de trabajo de los ingleses, pero en realidad los inmigrantes están ocupando los puestos que los propios ingleses rechazan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios