Se desploma la confianza en Sarkozy a cinco semanas de las elecciones municipales

  • Según un sondeo, el apoyo al presidente de Francia se sitúa en el 41%, ocho puntos menos que hace un mes

Comentarios 1

La confianza en el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, sigue bajando cuando faltan apenas unas cinco semanas para las elecciones municipales en el país, según una encuesta del instituto TNS-Sofres para Le Figaro Magazine.

Los sondeos y la prensa están de acuerdo en que la exhibición pública de la vida de Sarkozy no le favorece para conseguir el apoyo de los ciudadanos, esto ya se vaticinaba antes de que el Elíseo hiciera pública ayer la noticia de la boda del mandatario con Carla Bruni, noviazgo que, según Sofres y la prensa francesa, le ha hecho caer en popularidad.

El sondeo arroja un apoyo de un 41 por ciento al presidente, frente al 49 por ciento que registraba hace un mes. Un 55 por ciento afirma no tener confianza en el jefe del Estado y casi nueve de cada diez franceses consideran que las medidas del Gobierno para combatir la inflación han sido "ineficientes".

La caída de la aprobación de Sarkozy es de 24 puntos desde que asumió el cargo en mayo del año pasado. Una encuesta del instituto CSA señala a su vez que sólo un 48 por ciento opina que Sarkozy "ejerce bien su cargo", frente a un 66 por ciento que lo creía hace dos meses.

Brice Teinturier, de Sofres asegura que la tendencia a la baja incrementó por "la exposición de la vida privada" del presidente, así como la larga visita a Francia del presidente libio, Muammar Gadafi, en diciembre.

Además, casi siete de cada diez cree que Francia va a peor, frente a sólo un 15 por ciento que considera lo contrario, y uno de cada dos franceses opina que la posición del país en el mundo se debilita.

La imagen positiva de Sarkozy va en retroceso desde hace algún tiempo. En una encuesta dada a conocer hace poco por el diario La Croix, la mayoría de los franceses criticaron la excesiva presencia en los medios de la relación entre el mandatario y su ahora mujer, Carla Bruni. En caso de que Sarkozy no consiga cambiar esta tendencia, los socialistas podrían obtener la victoria en los comicios locales.

Aún con todos los datos de la pérdida de apoyo, Sarkozy se casó el sábado con la cantante, lo que podría debilitar al mandatario justo meses antes de que Francia asuma la Presidencia rotativa de la Unión Europea el 1 de julio de este año.

"El presidente está ahí para realizar reformas, no para ser querido", afirmó un portavoz de la oficina presidencial. "Estamos en medio de una fase de reformas, así que no nos regiremos por las encuestas". Matizó además que ha habido avances en el poder adquisitivo, que el desempleo cayó a un 7,9 por ciento y que la mitad de las empresas está trabajando horas extra.

El ex primer ministro y senador conservador Jean-Pierre Raffarin instó al Gobierno a presentar más ante la opinión pública sus logros. "Tenemos que unir ahora todas nuestras fuerzas", afirmó a la radio France Info. Hay resultados positivos, como la caída del desempleo, pero que no son lo suficientemente visibles, según el dirigente.

De acuerdo con el estudio de Sofres, este romance que afecta a las relaciones exteriores de Francia no es lo único que preocupa a la ciudadanía, que coloca entre sus principales inquietudes la subida de precios, el aumento del desempleo y la pérdida de poder adquisitivo.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios