Seis detenidos por la muerte de un ex represor

  • Familiares y guardianes del ex prefecto argentino Héctor Febres declaran ante la Justicia

Dos hijos, la esposa y un yerno del ex represor argentino Héctor Febres, que apareció muerto el lunes en el campo militar donde estaba preso, fueron detenidos después que se comprobara que el cadáver tenía "abundante cianuro".

También fueron detenidos dos miembros de la Prefectura Naval a la vez que se dispuso el allanamiento de las instalaciones donde estaba Febres, ex prefecto, que era custodiado por sus ex camaradas de la prefectura, a pesar de los graves cargos en su contra.

Todo este operativo permanece dentro del secreto de sumario, por lo cual ni siquiera los abogados han tomado conocimiento de cuáles son las imputaciones contra los detenidos. A las oficinas de la magistrada Sandra Arroyo, que investiga el caso, llegaron hoy tres camionetas de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) con ordenadores, teléfonos móviles y documentación secuestrada.

Rodolfo Yanzón, uno de los abogados querellantes en la causa contra Febres dijo que la muerte del ex represor "es un mensaje del aparato represivo que quiere demostrar que sigue activo y con capacidad de acción". Vinculó este hecho con la desaparición del testigo Jorge Julio López, que en septiembre del año pasado fue secuestrado y asesinado sin que se supiera nunca más de él. "Estamos preocupados por los sobrevivientes y testigos en estos casos y así no vamos a poder seguir avanzando", sostuvo Yanzón al referirse al futuro de los juicios por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

El jueves, abogados querellantes y testigos denunciaron que la autopsia al cuerpo de Febres reveló "abundante cianuro en la sangre y en los órganos", por lo cual se sospecha que no se trató de una muerte natural, sino de un homicidio o un suicidio inducido.

Carlos Lordkipanidse, uno de los testigos y querellantes en la causa que se le seguía a Febres, dijo que "Febres no pudo salir a comprar cianuro y si alguien se lo suministró, es un homicidio".

Febres, prefecto de la Policía durante la dictadura, fue encontrado muerto el pasado lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios