Siete detenidos al inicio del relevo de la antorcha olímpica en Australia

  • Miles de partidarios de Pekín fueron transportados en autobuses hacia la capital australiana para presenciar el paso de la llama olímpica por la ciudad, superando a los cientos de activistas que abogan por el Tíbet

La Policía australiana ha arrestado a siete personas después de que numerosos manifestantes tibetanos y chinos, residentes en el país, protagonizaran algunos incidentes, en el inicio del traslado de la antorcha olímpica en Canberra.

Miles de partidarios de Pekín fueron transportados en autobuses hacia la capital australiana para presenciar el paso de la llama olímpica por la ciudad, superando a los cientos de activistas que abogan por el Tíbet. La Policía tomó medidas de seguridad sin precedentes y arrestó a siete personas.

Dos activistas de Tíbet se acercaron peligrosamente al convoy de la antorcha mientras caminaban hacia el Parlamento y fueron separadas del lugar por la Policía. Una de ellas gritaba: "Están torturando a mi país".

En tanto, un hombre, que se sentó en la calle ante el paso de la caravana gritando "dejen de matar al Tíbet", fue retirado rápidamente por los efectivos policiales. Los cánticos de "Una China" vociferados por los defensores de Pekín, sumados a los zumbidos de los didgeridos -instrumentos musicales de los aborígenes de Australia-, ensordecieron a los espectadores antes del inicio del relevo.

Decenas de banderas chinas y olímpicas flameaban al límite del Lago Burley Griffin de Canberra, ubicado frente al edificio del Parlamento.

Los activistas tibetanos de Canberra, que alzaron banderas con leyendas como "No incendien al Tíbet" y "Derechos Humanos para un Tíbet Libre", dijeron que planeaban realizar una manifestación pacífica, aunque temían ser abrumados por el gran número de partidarios de Beijing.

"Estamos algo inseguros, pero realmente esperamos que nuestra voz pueda ser escuchada en Beijing", expresó el tibetano Tenzin Dhargy. "Permaneceremos juntos y trataremos de mantener la calma", aseguró. Las manifestaciones complicaron el paso de la antorcha por varias ciudades europeas y su única escala en Estados Unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios