Un doble atentado suicida azota Pakistán

  • Musharraf podría cambiar la Constitución para que la líder opositora Bhutto pueda ser reelegida

Al menos 15 personas murieron ayer y 21 resultaron heridas en un doble atentado suicida con explosivos contra un puesto de seguridad militar en la provincia de Baluchistán, al sur de Pakistán, según informaron fuentes policiales.

Los dos kamikazes estrellaron sus coches contra dos puestos policiales y acabaron con la vida de varios civiles y miembros de las fuerzas de seguridad, además de causar varias decenas de heridos.

En el momento en que la gente se precipitaba hacia el lugar del primer atentado, otro suicida hizo estallar la bomba que llevaba consigo, según la información facilitada por el jefe de la Policía de la provincia, Saud Gohar.

Estos ataques fueron perpetrados en una zona colocada bajo alta seguridad por el Ejército, a raíz de la tensión en esta provincia fronteriza con Afganistán.

Los atentados tienen lugar dos días antes de que el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, levante el controvertido estado de excepción en el país.

Según fuentes gubernamentales, el presidente de Pakistán podría enmendar antes de mañana la ley que impedía que un candidato llegue a ser primer ministro por tercera vez, como sería el caso de la líder opositora Benazir Bhutto.

Este guiño podría abrir las puertas a algún tipo de alianza entre la ex primera ministra y Musharraf en caso de que la formación de Bhutto consiga un buen resultado en los comicios legislativos del 8 de enero.

El fiscal general, Malik Mohamed Qayyum, aseguró que Musharraf reconoce haber incumplido la Constitución y que se protegerá de desafíos legales.

Se espera que el presidente paquistaní anuncie un paquete de enmiendas constitucionales cuando restaure la Carta Magna, de las cuales algunas son parte de un acuerdo entre Bhutto y Musharraf.

Uno de los motivos de esta enmienda es la tremenda presión que Washington ejerce para que ambos se repartan el poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios