Las elecciones en Kenia no cumplieron las normas internacionales, según la Commonwealth

  • El Grupo Observador de la Commonwealth afirma que la Comisión Electoral de Kenia no ha demostrado "la integridad del proceso de recuento (de votos)", por lo que "la validez del resultado de las elecciones queda en duda"

Las elecciones del pasado 27 de diciembre en Kenia no cumplieron la normas internacionales, afirmó hoy el secretario general de la Commonwealth (mancomunidad británica de naciones), Don McKinnon, al divulgar un informe sobre los comicios.

El documento, elaborado por el llamado Grupo Observador de la Commonwealth, concluye que la Comisión Electoral de Kenia no ha demostrado "la integridad del proceso de recuento (de votos)", por lo que "la validez del resultado de las elecciones queda en duda".

Esa circunstancia se produjo pese a "los muchos aspectos positivos de los procedimientos pre-electorales y del día de los comicios, cuando los kenianos acudieron a votar en gran número".

Por eso, el Grupo "ha concluido que el proceso posterior al cierre de las votaciones no cumple las normas internacionales", dijo McKinnon al publicar el informe en Londres, donde tiene la sede el Secretariado de la Commnmwealth.

El secretario general también se declaró "profundamente triste" por los "horrorosos incidentes de violencia" ocurridos tras los comicios en Kenia, que forma parte de los 53 países que integran la Commonwealth.

"Eso -indicó McKinnon- subraya la importancia de garantizar que la integridad de todo el proceso queda fuera de duda y muestra la consecuencias de cuando se percibe una falta de confianza".

"Lo que ahora es vital -sentenció el secretario general- es que los partidos se reúnan para encontrar una solución a este grave problema".

Kenia atraviesa una tensa crisis política desde las elecciones del 27 de diciembre, cuyos resultados oficiales dieron la victoria al presidente en ejercicio, Mwai Kibaki.

El escrutinio oficial de los comicios dio como vencedor a Kibaki, en el poder desde el 2002, y el gobernante prestó juramento del cargo una hora después de que se anunciara su victoria.

Sin embargo, observadores internacionales han puesto en duda la credibilidad del escrutinio, mientras la oposición asegura que Kibaki se mantiene en el poder gracias a un millón de votos fraudulentos y ha pedido la repetición de las elecciones.

Las protestas de la oposición contra esos resultados y las luchas tribales desatadas desde entonces han causado más de 600 muertos y 250.000 desplazados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios