El embajador venezolano retorna a Bogotá

  • Chávez da marcha atrás y echa algo de agua al incendio que él mismo provocó con Colombia

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó el retorno a Bogotá de su embajador, a quien había llamado a consultas la semana pasada, en lo que podría ser el primer signo de una normalización de las relaciones, que él mismo había "congelado". "Retorna a Bogotá, Gustavo (Márquez). Vaya a trabajar, que tiene bastante", le dijo Chávez al embajador al final de una reunión con la organización Colombianos por la Paz, en la que estaba la senadora colombiana Piedad Córdoba.

"Por supuesto que no tenemos en nuestros planes una ruptura de relaciones" con Colombia, aclaró el mandatario venezolano.

Lo que el mandatario no explicó es si su decisión de suspender las relaciones con el país vecino, que conllevaría, entre otras cosas, una sustitución de millonarias importaciones y revisión de acuerdos, sigue en pie.

La semana pasada, Chávez decidió "congelar" las relaciones con Colombia y retiró a su embajador en Bogotá. El presidente respondió así a las declaraciones del Gobierno colombiano sobre un presunto suministro de armamento venezolano a la guerrilla después de la aprehensión en un campamento de las FARC de unos lanzacohetes antitanques que serían propiedad de Venezuela.

Chávez refutó estas acusaciones y las calificó de "sucia maniobra" con la que se quiere distraer la atención del acuerdo militar que Colombia estudia con Estados Unidos para que éste use de forma controlada varias bases en el país suramericano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios