Un empresario chino es coronado jefe de una tribu de Nigeria

  • Fang Yibo fue coronado jefe tribal en recompensa por sus contribuciones a la comunidad local, entre las que destaca la construcción de una escuela

Fang Yibo, responsable de un proyecto chino-nigeriano para erigir una planta energética en un apartado enclave del país africano, fue coronado jefe tribal en recompensa por sus contribuciones a la comunidad local, entre las que destaca la construcción de una escuela, informó hoy el diario "China Daily".

La "aventura" de Fang, de 44 años, comenzó en abril de 2003, cuando fue destinado a Nigeria para dirigir el proyecto, el más importante de sus características en el país africano y liderado por la Shandong Third Electric Power Company china.

En noviembre de 2007, Fang fue coronado formalmente jefe tribal por el rey Akam Oba en el estado nigeriano de Ogun, un título que recaerá en manos de sus descendientes, al igual que las 33 hectáreas de tierra con las que fue obsequiado.

En los cuatro años y medio que separan ambas fechas, Fang tuvo que superar numerosas adversidades, la principal de ellas, ganarse la confianza y el respeto de los nativos y romper las barreras culturales e idiomáticas, según contó al diario.

En un primer momento, los miembros de las tribus cercanas a la planta, situada en un páramo, entorpecieron el desarrollo del proyecto cortando los caminos con troncos e intimidando a los trabajadores nigerianos que participaban en él, en demanda de empleos en la obra.

Poco después, el personal empleado en el proyecto quedó aislado durante tres días y se vio obligado a pedir ayuda a la Policía al quedarse sin alimentos, lo que llevó a Fang a tomar una decisión que muchos compañeros no compartieron por el riesgo que implicaba.

Así, Fang comenzó a visitar los pueblos de los alrededores, sentándose en sus plazas principales a la espera de que se le acercase la gente, a quienes ofrecía su amistad acompañada de paquetes de caramelos para los niños y de sobres rojos de dinero -una tradición china- para los ancianos y los recién nacidos.

"Muchas tribus no hablan inglés, pero la interacción humana no se limita a un idioma. Podemos utilizar el lenguaje corporal para comunicarnos, para contar a los nativos que nuestras intenciones son amistosas", subraya Fang.

"Si tú eres amable con ellos, ellos lo serán contigo. Si pones el corazón en el empeño, no hay nada en el mundo que no pueda solucionarse", añade.

A pesar de su nueva condición de jefe tribal, Fang asegura que no intervendrá en los asuntos locales, porque, con todo, sigue siendo "un extranjero en África".

"Soy el empleado de una empresa china, por lo que este título es más un honor que otra cosa para mí. Significa que los nativos no me ven como un intruso, sino como un miembro de su comunidad e incluso de su familia", afirma Fang.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios