Todos contra el ex obispo

  • Los cruces de acusaciones de corrupción se multiplican a escasos días de una elección en la que el Partido Colorado ve amenazados sus 60 años en el Gobierno del país

Los cruces de acusaciones de corrupción y golpes bajos se multiplican en Paraguay a escasos días de una elección en la que el Partido Colorado ve amenazados sus 60 años en el poder, y el presidente Nicanor Duarte llegó a denunciar a "agitadores" venidos de Ecuador y Venezuela. "Agitadores de Venezuela y Ecuador vinieron y están alojados en hoteles céntricos para enturbiar las elecciones", denunció Duarte a una radio local.

"Plantean quemar propiedades, estaciones de servicio y otros recursos para perturbar la paz social. El responsable de la violencia y la muerte va a ser Fernando Lugo y su camarilla de delincuentes y secuestradores", señaló el mandatario.

Los rivales del ex obispo izquierdista Fernando Lugo -candidato favorito según las encuestas- afirman que recibe apoyo de los presidentes Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia) y Rafael Correa (Ecuador).

En ese marco, el oficialista Partido Colorado, cuya candidata es Blanca Ovelar, y la Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace, escindida del Partido Colorado) del ex general Lino Oviedo intercambian golpes cruzados con la coalición izquierdista de Lugo, primero en las encuestas pero por escaso margen.

"No votes a la bestia 666. Católicos: Lugo no nos salva, nos hunde en el infierno", dice un nuevo cartel sin firma pegado en varios muros de Asunción. "La corrupción en el país tiene nombre y apellido: Fernando Lugo", agrega.

Una mujer embarazada sonríe irónicamente mientras lee el cartel. "Cada día salen más cosas contra él, y van a ir apareciendo más hasta el último momento", dice. "La campaña es super-sucia, siempre fue así, cada uno habla mal del otro, el que está en un puesto tiene miedo a perderlo y va subiendo los golpes", agrega la mujer, quien dice llamarse Beatriz Castro y que votará por Lugo.

Pero los luguistas no se quedan atrás. "Ya van a ver, que se prepare la gran rosca mafiosa, que se acabó la corrupción", dice un coro pegadizo -similar a los cánticos futboleros- en un anuncio de radio del Movimiento al Socialismo (P-Mas), que integra la coalición de Lugo.

Lugo, de 56 años, anunció en la Navidad de hace dos años que dejaba su estado clerical para intentar desbancar del Gobierno al Partido Colorado al frente de una oposición unida, lo que le costó la suspensión a divinis de la Santa Sede. Finalmente, logró unir un amplio espectro ideológico, con el centenario Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA, centroderecha) como principal sustento electoral y una treintena de grupos minoritarios y organizaciones de izquierda.

Para varios sectores, incluidos los grandes propietarios rurales, es un "peligroso izquierdista", porque no olvidan su trabajo a favor de los pobres en los once años que fue obispo de la diócesis de San Pedro, una de las zonas rurales más conflictivas del país.

No obstante, Lugo ha insistido en su campaña que gobernará el país con "la ayuda de todos y para todos" incluidos los "colorados", excepto con "la rosca mafiosa", como define a grupos que han copado el poder durante más de 61 años, a los que responsabiliza de la pobreza y los males del país.

Lugo nació el 30 de mayo de 1951 en San Pedro del Paraná, en el departamento de Itapúa, a 400 kilómetros al sur de Asunción, y sus padres, Guillermo Lugo Ramos, su madre, Maximina Méndez Fleitas, fueron militantes disidentes del oficialismo.

Una parte de su familia militó en esa organización pero sufrió la represión durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-89).

Inició sus estudios primarios en el Colegio de la Inmaculada Concepción de las Hermanas Azules y los finalizó en Encarnación.

Cursó parte de la secundaria en el Colegio Nacional de Encarnación y concluyó esos estudios en el Centro Regional de Educación de Encarnación en 1969.

En marzo de 1970 ingresó en el noviciado de los Misioneros del Verbo Divino, en setiembre de 1972 profesó en Asunción y tres años más tarde hizo votos perpetuos. Paralelamente, cursó estudios universitarios en la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, de la capital del país, donde obtuvo el título de licenciado en Ciencias Religiosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios