Cinco extranjeros mueren en un atentado en Ciudad Sadr

  • La explosión de una bomba en el barrio de Bagdad mató también a seis civiles iraquíes

Dos soldados estadounidenses, dos civiles norteamericanos, un italiano y seis iraquíes murieron ayer al estallar una bomba en la alcaldía de Ciudad Sadr, bastión del líder radical chií Muqtada al Sadr en Bagdad, según el último balance de fuentes de Seguridad.

La portavoz de la Embajada de EEUU, Mirembe Nantongo, precisó que las víctimas extranjeras eran dos norteamericanos que trabajaban respectivamente para los departamentos de Estado y de Defensa, y un italiano de origen iraquí, también empleado de Defensa. A su vez, el mando militar norteamericano confirmó la muerte de dos soldados en la explosión y que un tercero resultó herido.

Un jefe de los servicios de seguridad iraquíes informó que seis iraquíes murieron en el ataque y 10 resultaron heridos, incluidos tres miembros del concejo municipal.

Aunque la Policía iraquí aseguró que la explosión se produjo por el ataque de un suicida, el Ejército norteamericano dijo haber capturado a un hombre tratando de huir de la escena de los hechos y al que realizaron una prueba de residuos de explosivos que resultó positiva. Esto podría suponer que la bomba estaba en el interior del edificio y no que fuese adherida al cuerpo de un insurgente, como se pensó en un primer momento.

Con este atentado, ya son 4.106 los militares estadounidenses muertos en Iraq desde la invasión del país, en marzo de 2003, según un recuento de AFP sobre las cifras publicadas por la web independiente www.icasualties.org.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios