Los ferroviarios colapsan Francia en las protestas contra Macron

  • El caos reina en la cuarta jornada de paros contra las reformas promovidas por el presidente galo

Trabajadores de la compañía pública de ferrocarriles se manifiestan contra las reformas de Macron ayer en París. Trabajadores de la compañía pública de ferrocarriles se manifiestan contra las reformas de Macron ayer en París.

Trabajadores de la compañía pública de ferrocarriles se manifiestan contra las reformas de Macron ayer en París. / IAN LANGSDON / efe

El movimiento de protesta de los ferroviarios franceses contra la reforma de la empresa pública de ferrocarriles que promueve el presidente del país, Emmanuel Macron, no se detiene y mantuvo ayer la presión, el mismo día en el que los diputados comenzaron a estudiar la propuesta del Ejecutivo. La cuarta jornada de paros en el pulso que los sindicatos han lanzado al Gobierno no ha hecho cambiar los planes del mandatario, dispuesto a llevar el duelo al campo de batalla de la imagen.

Los franceses volvieron a vivir una jornada caótica porque, pese a que el número de huelguistas se redujo (el 24,9% frente al 29,7% del pasado miércoles), fue de tres cuartos entre los maquinistas, lo que impidió que circularan la mayor parte de los trenes. Es una estrategia clásica en Francia en huelgas que se anuncian largas concentrar los paros en los puestos claves para que la mayor parte de los trabajadores no se vean penalizados en sus salarios, mientras se crean fondos subsidiarios para ayudar a los huelguistas. Sólo circuló un tren de alta velocidad de cada cinco, uno de cada tres regionales y uno de cada cinco ferrocarriles clásicos de larga distancia.

Se anuló sólo una de cada cuatro conexiones internacionales, aunque en el caso de España se mantuvo una de cada cinco previstas. De esa forma, se repitieron, por cuarta vez , las estaciones ferroviarias atestadas de pasajeros bloqueados, con el corolario de autopistas con largos atascos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios