La fracturada izquierda húngara intenta unirse para vencer a Orban

La izquierda húngara, dividida desde hace años, intenta coordinarse a última hora para tratar de evitar mañana una nueva victoria del partido Fidesz, del primer ministro nacionalista, Viktor Orban, que Gobierna con mayoría absoluta desde 2010 y al que las encuestas dan ahora el 45% de los votos.

Aunque las formaciones que compiten por el voto progresista, varias de ellas producto de escisiones en el Partido Socialista, no lograron superar sus diferencias para presentar listas únicas, sí que están tratando de ponerse de acuerdo en las circunscripciones en las que hay esperanzas de derrotar al Fidesz.

En 2011, gracias a la mayoría de dos tercios que tenía entonces, el Fidesz reformó la ley electoral, estableciendo 106 circunscripciones que aportan cada una un sólo diputado, el que más votos reciba. Los otros 93 escaños salen del reparto proporcional del voto a listas cerradas de los partidos.

Ahora, las encuestas dan a Orban 11 puntos menos que hace tres meses y abren la posibilidad de que la oposición, si actúa unida, pueda ganar en muchas circunscripciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios