La victoria laborista en una elección parcial en Escocia confirma la recuperación de Brown

  • El primer ministro asegura que la gente está dispuesta a apoyar a los gobiernos que les ayudan

Los laboristas obtuvieron una cómoda victoria en la elección parcial celebrada el jueves en la circunscripción escocesa de Glenrothes, en la que el primer ministro británico, Gordon Brown, medía su recuperación política.

El laborista Lindsay Roy obtuvo una mayoría de 6.737 votos sobre el candidato del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Peter Grant, que parecía estar cerca de arrebatarle el escaño a los laboristas, según los últimos sondeos de intención de voto.

Esta circunscripción está cerca de la de Brown, Kirkcaldy y Cowdenbeath, y la votación era vista como una prueba del apoyo del electorado a la gestión del premier, que en las últimas semanas ha conseguido repuntar en las encuestas de opinión gracias a su gestión de la actual crisis financiera global.

Estos comicios fueron convocados tras la muerte el pasado agosto del diputado de esta circunscripción, el laborista John MacDougall.

Roy obtuvo 19.946 votos frente a los 13.209 de Peter Grant, mientras que los conservadores -primeros de la oposición británica- quedaron en tercer lugar, con 1.381 votos.

El primer ministro señaló ayer que el resultado electoral supone un voto de confianza hacia el Gobierno británico por la forma en que respondió ante la desaceleración económica global.

"Lo que he aprendido de esta elección parcial es que la gente está dispuesta a apoyar los gobiernos que ayudan a la gente ante esta desaceleración" económica, dijo Brown. "Está menos dispuesta a apoyar a gente que no tiene idea sobre cómo resolver los problemas que tenemos", resaltó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios