La libra sube aferrada a la permanencia

  • La divisa británica alcanza su máximo anual frente al dólar ante la previsible derrota del 'Brexit' en la consulta

La libra esterlina alcanzó ayer su máximo del año frente al dólar, de 1,4901 dólares, ante la perspectiva de que ganara la opción de la permanencia en la Unión Europea en el referéndum que se celebró ayer en el Reino Unido.

La divisa británica se negoció por ese valor a las 13:00 GMT en el mercado londinense, lo que supone un incremento del 1,5% respecto al cierre de la jornada anterior.

La libra esterlina subía también, un 0,41%, frente al euro, hasta cambiarse en 1,3071 euros.

La moneda del Reino Unido se ha revalorizado un 4% en la última semana ante la perspectiva de que el país continúe en la UE -opción favorecida por las multinacionales y la City (centro financiero londinense)-, con lo que ha recuperado las pérdidas que había sufrido desde principios de año.

Los inversores apostaron por la libra al considerar que hay una mayor probabilidad de que la opción de seguir en el bloque europeo frente a la del Brexit se impusiera en la consulta.

La baza a favor de la permanencia ha sido más bien económica, hasta el punto de que la agencia de rating estadounidense Standard& Poor's advirtió ayer de que le quitará a Reino Unido la calificación crediticia AAA, la más alta, si sale de la UE. La agencia justificó su decisión señalando que la situación política sería menos previsible y racional, sobre todo porque no hay un plan concreto para el período posterior a un posible Brexit.

La Bolsa española subió ayer el 2,11% y recuperó el nivel de los 8.800 puntos, confiada en que los británicos decidan permanecer en la Unión Europea. El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, afirmó que "todo parece indicar que no va a triunfar el Brexit", que sería "un shock" económico, sobre todo, para el Reino Unido.

Tiene otra opinión el jubilado Alfred Bhueya, que explicó a Efe que apoyará el Brexit, ya que él votó por formar parte de las Comunidades Europeas en 1975 y que lo ha "lamentado desde entonces". "Quiero que mi país vuelva, lo quiero como antes" dijo, y añadió que la salida del Reino Unido del club de los Veintiocho ayudará a "controlar la inmigración" y devolverá "la sobriedad" al país.

Steve Dore, un profesor de historia que estuvo a punto de quedarse sin votar al no encontrar su colegio electoral, opina todo lo contrario: "Creo que si el Reino Unido vota salir, le pasará lo mismo que le pasó a España después del Siglo de Oro, es decir, que el país verá una significativa pérdida de poder".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios