Conflicto

El líder de los rebeldes de Chad acepta una tregua

  • Tras tomar la capital, Yamena, incluido el palacio presidencial, los rebeldes chadianos aceptan un alto el fuego y entablar unas negociaciones que contarán con Gadafi como mediador.

Comentarios 0

El principal jefe de los rebeldes chadianos que tomaron la capital del país, el general Mahamat Nuri, aceptó el sábado por la noche el alto el fuego en Chad propuesto por el dirigente libio, Muamar Kadhafi, según la agencia oficial libia Jana.

Durante una conversación telefónica con el general Nuri, "se acordó un alto el fuego así como negociaciones para la aplicación del acuerdo de paz de Sirta", firmado en octubre pasado entre el movimiento rebelde y el gobierno chadiano, indicó la agencia.

Mientras, la ONU anunció la evacuación de todo su personal de Yamena, controlada desde la mañana del sábado por los rebeldes que se enfrentaron con las tropas del presidente chadiano Idriss Deby.

Los guerrilleros llegaron a Yamena a bordo de al menos 300 vehículos, en lo que es una de sus ofensivas más importantes en los dos últimos años. A lo largo de ayer, los rebeldes superaron a las fuerzas militares chadianas, obligándolas a retroceder en una docena de frentes abiertos a las afueras de la capital.

"Los rebeldes se dirigen al palacio, están a dos calles de aquí, y están ganando", afirmó uno de los residentes mediante un correo electrónico enviado desde una embajada de la capital.

Los guerrilleros han repetido en numerosas ocasiones que el único camino para el abandono de la lucha armada es la proclamación de un Gobierno de coalición con el presidente Deby. Por su parte, el Ejecutivo chadiano afirma que los rebeldes cuentan con financiación sudanesa, acusaciones negadas categóricamente por Jartúm.

Las embajadas francesa y estadounidense en Chad preparan la evacuación de sus ciudadanos residentes en el país africano. La misión francesa ha ordenado a sus residentes que se reúnan en tres zonas designadas en la capital, mientras la Embajada estadounidense ha comenzado a recibir en sus instalaciones a los ciudadanos norteamericanos para iniciar los trámites necesarios con objeto de abandonar el país.

Por su parte, la Unión Africana amenazó con expulsar de esa organización al Chad si llega al poder el movimiento rebelde que lucha en calles de Yamena y anunció la creación de un grupo internacional para que intente cerrar la crisis en ese país.

"Si la rebelión triunfa, nosotros expulsaremos (de la Unión Africana) al Chad hasta que no regrese al poder el presidente Idriss Deby", afirmó el presidente de turno de la organización y jefe de Estado de Tanzania, Jakaya Kikwete.

El gobernante ofreció una rueda de prensa al final de la cumbre de la Unión Africana (UA), que comenzó el pasado jueves y se cerró hoy en esta capital, sede de la organización continental.

Kikwete dijo que la rebelión del Chad y la crisis política que atraviesa Kenia desde fines de diciembre pasado son los dos conflictos más candentes que atraviesa la región y anunció que la UA adoptará las medidas adecuadas para hacer frente a ellos.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios