Un líder zulú para las masas

  • Jacob Zuma, el nuevo presidente del Consejo Nacional Africano, podría convertirse en el próximo líder del país a pesar de sus problemas con la Justicia

El controvertido y carismático ex vicepresidente surafricano Jacob Gedleyihlekisa Zuma culminó una impresionante resurrección política al ser elegido líder del Congreso Nacional Africano (ANC), con lo que se convertirá probablemente en el próximo presidente de Suráfrica.

Como sus antepasados guerreros zulúes que, pese a la inferioridad de su armamento, lograron infligir grandes bajas a las tropas británicas en la guerra anglo-zulú de 1879, Zuma, llamado "JZ" por sus seguidores, nunca se dio por vencido, aun cuando su carrera política parecía haber llegado a su fin en junio de 2005.

Para lograr su victoria frente al presidente saliente del ANC, el actual jefe del Estado de Suráfrica, Thabo Mbeki, de etnia xhosa, Zuma movilizó hábilmente a todos los sectores clave, comenzando con los zulúes, que forman la etnia más numerosa del país, e incluyendo a los sindicalistas, los jóvenes e incluso las mujeres.

En la conferencia nacional del ANC que fue el escenario de su triunfo en Polokwane, en el norte del país, JZ fue constantemente jaleado por sus partidarios, siempre dispuestos a entonar su himno: "¡Traedme mi metralleta!".

Hace tan sólo un año y medio, Zuma estaba sentado en el banquillo, acusado de violar a una mujer aunque el juicio terminó en su libre absolución.

Durante el proceso, Zuma explicó ante el juez que las relaciones sexuales que había mantenido con la presunta víctima eran consentidas, y que como se trataba de una mujer seropositiva por el VIH, se había duchado inmediatamente después "para evitar el contagio".

El comentario dio la vuelta al mundo, produciendo indignación ante la evidencia de su poca educación, y a pesar de todo, tiene tres doctorados sin haber cursado ni la educación primaria.

Además, hace dos años fue cesado como vicepresidente del país por estar encausado en un caso de corrupción a gran escala.

Huérfano de padre a corta edad, fue criado por su madre, una empleada del hogar. Consiguió entrar en el ámbito del ANC a través de un familiar sindicalista, según su biografía oficial, y se hizo militante del partido con sólo 17 años.

Se incorporó en 1962 al brazo armado del ANC. Un año más tarde fue detenido y encarcelado durante diez años en la Isla de Robben, la penitenciaría de mala fama donde coincidió con Nelson Mandela.

Tras su excarcelación continuó trabajando en la clandestinidad y tuvo que exiliarse en 1975 durante 15 años, hasta que el ANC fue de nuevo legalizado y pudo volver a Suráfrica. Fue entonces cuanto inició las negociaciones para una transición democrática. Durante esos años Zuma fue ascendiendo dentro del partido y estuvo instalado en Suazilandia, Mozambique y finalmente en Zambia.

En 1987 fue designado jefe de los servicios secretos del ANC, y en 1991, en la primera conferencia nacional en Suráfrica tras la legalización del partido, fue elegido vicesecretario general.

En diciembre de 1994 consiguió el cargo que hoy ha recuperado, el de presidente nacional del ANC, además de ser presidente del partido en KwaZulu-Natal, provincia donde nació.

Tres años más tarde Thabo Mbeki le arrebató la presidencia quedando relegado al segundo puesto. Cuando en los comicios de 1999 Mbeki fue elegido presidente de Suráfrica, Zuma se convirtió en vicepresidente, puesto que renovó en 2004.

Se entendía entonces que Zuma sería el candidato del ANC para las elecciones de 2009, ya que Mbeki no podría presentarse por un tercer mandato.

Debido a que el ANC es la fuerza política dominante en Suráfrica se daba por hecho que JZ sería elegido presidente.

Pero la situación cambió el 8 de junio de 2005, cuando el asesor financiero de Zuma, Sheik Schabir, fue condenado a 15 años de prisión en un caso de corrupción.

Seis días más tarde, Mbeki le destituyó como vicepresidente de Suráfrica, aunque no pudo quitarle el cargo de vicepresidente del ANC. Ahora los militantes del partido le han resucitado políticamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios