Los líderes de América Latina se 'independizan' de EEUU

  • Treinta y tres países alumbran una nueva organización sin la presencia de Washington

Los líderes de América Latina y el Caribe se reunieron ayer en Caracas para lanzar la Celac, su primer organismo regional sin Estados Unidos susceptible de rivalizar con la OEA y con vocación de proyectar a la región como actor independiente y de peso en el tablero mundial. Una treintena de jefes de Estado y de gobierno se dan cita durante dos días en un protegido fuerte militar para definir la forma precisa que tomará la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), con sus 33 países y liderazgos, que en los últimos tiempos protagonizaron más de una crisis diplomática.

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, abrió el miércoles el desfile de las llegadas de los mandatarios a Caracas, invitados por el presidente Hugo Chávez, para quien la cita, aplazada en julio cuando se le diagnosticó un cáncer, supone su retorno a la escena internacional.

Según Chávez, impulsor de una alianza regional de gobiernos izquierdistas (ALBA) y co-protagonista de una ruptura de relaciones diplomáticas en 2010 con el entonces presidente colombiano, el conservador Álvaro Uribe, llegó la hora de la unión en la región más allá de tintes políticos.

La Celac debe ser "una unión política y sobre esa unión vamos a construir un gran polo de poder del siglo XXI", aseguró Chávez la víspera de la cumbre, constatando el auge económico de la región ante la grave crisis económica en que están sumidos Europa y Estados Unidos.

"No debemos dejarnos llevar por las ideologías gobernantes" de cada país, la Celac "es un proceso independiente del socialismo cubano, venezolano o de la ideología que impulse el gobierno de Brasil, Colombia, Nicaragua...", proclamó el mandatario venezolano, en el poder desde 1999.

La unión de Latinoamérica y el Caribe en un organismo político heredero de los foros de la Cumbre de América Latina y Caribe (CALC) y Grupo de Río, que empezó a gestarse en una cumbre en Brasil en 2008, se plantea inevitablemente como una alternativa a la Organización de Estados Americanos (OEA), que excluye a Cuba, expulsada en 1962.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios